ULTRACAVITACIÓN

¿Qué tratamiento hay para endurecer la panza?

reducir las grasas del cuerpo?

La ultracavitación es una técnica estética no invasiva que ofrece resultados muy parecidos a la liposucción. Si soñás con tener un abdomen perfecto sin necesidad de pasar por el quirófano, no te pierdas ningún detalle de esta nota.

  • Entre las técnicas más modernas para modelar el cuerpo, reducir centímetros y combatir la celulitis, se encuentra la ultracavitación.
  • En este tratamiento se utiliza ultrasonido para destruir las células grasas que existen a nivel subcutáneo. Estos residuos se transportan por el sistema linfático y venoso para que puedan ser despedidos a través de la orina.
  • La ultracavitación es uno de los métodos más recomendados para reducir las grasas del cuerpo que está depositada en el abdomen, ya que es una de las áreas que más cuesta adelgazar con ejercicio físico.
  • Para bajar dos tallas aproximadamente, la persona debe realizar entre 6 y 12 sesiones que dependen del grado de adiposidad presente en su cuerpo. Estas sesiones suelen durar entre 45 y 60 minutos.
  • Se calcula que se pueden llegar a reducir dos centímetros de contorno luego de cada sesión. Además, se notará que el abdomen se encuentra más plano debido al líquido que se va eliminado entre visita y visita al especialista.
  • Lo ideal es seguir las instrucciones del especialista y no interrumpir el tratamiento de ultracavitación en algún momento porque podría llevar al paciente a una rápida recaída.
  • Beber abundante agua, antes y después de cada sesión ayuda a que los resultados se noten más rápido y sean más duraderos. Además, la persona debe mantener una buena alimentación y hacer ejercicio regularmente.
  • Entre los efectos secundarios que puede traer a corto plazo la ultracavitación abdominal se encuentran: hematomas, sensación de fuerte calor, diarrea leve o zumbido persistente en los oídos. Regularmente, desaparecen con el pasar de los días.
  • Las personas embarazadas o en periodo de lactancia no pueden someterse al tratamiento. Quienes padezcan colesterol alto, problemas renales o hepáticos o alguna enfermedad crónica deben contar con la autorización de un médico.

Si estás decidido/a lucir un abdomen plano y acabar con esos molestos rollitos, acudí a un especialista y comenzá el tratamiento.

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte