ULTRACAVITACIÓN

Ultracavitación: ¿cuántas sesiones son necesarias para ver resultados?

Ultracavitación cuántas sesiones son necesarias

Bajar de peso y modelar el cuerpo es el sueño de muchas mujeres. Actualmente, hay muchos tratamientos que lo prometen. Sin embargo, pocos son tan efectivos y rápidos como la ultracavitación. En menos de 10 sesiones podés ver resultados. ¡Descubrí más de este tratamiento!

La ultracavitación, también conocida como la liposucción sin cirugía, es  una técnica estética basada en la aplicación de ultrasonidos con un cabezal, y destruye los adipocitos o células grasas sin intervención quirúrgica.

Se utiliza para modelar tu cuerpo, reducir su volumen y peso. También se utiliza para tratar la celulitis, ya que mejora notablemente el aspecto de la piel.

¿Cómo funciona la ultracavitación?

Con los ultrasonidos, que funcionan a una frecuencia de entre 37 y 42 Khz, se ponen en resonancia las moléculas que forman la grasa, generando microburbujas que estallan o implosionan. Luego de esto, se eliminan del cuerpo en forma de líquido o heces. Ayuda si nos sometemos a un drenaje linfático.

La gran ventaja de la ultracavitación es que es extremadamente cómoda, indolora y no es para nada invasiva. Se pueden tratar varias zonas, incluyendo abdomen, parte interna de los muslos, caderas, espalda, brazos y glúteos.

Los hombres también pueden realizar este tratamiento, y es uno de los más solicitados después de que pierden varios kilos.

¿Cada cuánto se realizan las sesiones de ultracavitación?

La frecuencia del tratamiento varía según zona y tipo de cuerpo, pero generalmente se necesitan entre 10 sesiones de menos de 30 minutos cada una. Se recomienda realizar las sesiones  una vez por semana, por lo que el tratamiento completo puede durar 2 o 3 meses.

En la primera sesión se pueden ver resultados, pero si no mantenés una rutina saludable, los centímetros que perdiste con el tratamiento los podés volver a recuperar (como con una liposucción quirúrgica).

¿Todos pueden realizar este tratamiento?

Antes de comenzar el tratamiento, es probable que tengan que realizarte varios estudios para determinar si estás apta o no para probarlo.

No todas las personas pueden someterse a él. Está contraindicado para personas con diabetes, hipertensión arterial y cáncer. Si tenés colocado un DIU, es probable que tampoco puedas realizar el tratamiento.

Recordá consultar siempre con un profesional calificado, que te va a guiar en la cantidad de sesiones que necesitas y su intensidad.

¡Tené el cuerpo que querés con la ultracavitación! Escribinos y empezá hoy mismo tu tratamiento.

Asesoría en tratamientos estéticos

 
Post anterior Próximo post

También podría gustarte