MICRODERMOABRASIÓN

¿La microdermoabrasión tiene efectos secundarios?

 microdermoabrasión tiene efectos secundarios

La microdermoabrasión es un tratamiento estético que permite renovar la piel utilizando punta de diamante. En esta nota vas a conocer 3 posibles efectos secundarios de este método.

¿Es segura la microdermoabrasión?

El procedimiento habitualmente es seguro, pero debe ser realizado por profesional con experiencia. Uno de estos tratamientos más pedidos se conoce como peeling facial y permite exfoliar las capas muertas de piel, en la cual se experimentan diferentes técnicas entre ellas la microdermoabrasión para rejuvenecer la apariencia del rostro.

Tres posibles efectos secundarios de la microdermoabrasión

1. Enrojecimiento o irritación leve

Uno de los efectos secundarios más comunes de la microdermoabrasión es el enrojecimiento de la piel o el área tratada. Este es causado por el tratamiento porque a medida que los cristales comienzan a rozar la piel y eliminar las partículas muertas, la piel puede irritarse y enrojecerse.

A pesar de que la microdermoabrasión es uno de muchos tratamientos para cerrar los poros abiertos en el rostro, el enrojecimiento puede empeorar en personas que tienen problemas cutáneos con el acné. Los bultos del acné o llagas abiertas pueden irritarse más y enrojecerse después del procedimiento.

2. Cambios en la tonalidad de la piel

Los cambios de pigmentos son otro efecto secundario de la microdermoabrasión. Esto generalmente se presenta en aquellos que tienen piel bronceada recientemente o un tono de piel oscuro.

Debido a que la microdermoabrasión está revelando una piel nueva, puede adquirir un tono rosado o blanco que puede ser molesto a primera vista. Esta es solo una preocupación temporal y el color vuelve a la normalidad en aproximadamente dos o tres días a medida que la piel sana.

3. Infección en la piel

Al igual que cualquier procedimiento cosmético, existe un leve riesgo de infección tras la microdermoabrasión. Esto puede deberse a dos cosas: la herramienta o los cristales sucios.

Si la herramienta no se ha desinfectado o limpiado entre cada uso, especialmente si se usa en varias personas, la infección podría propagarse.

Si alguno de estos síntomas persiste con el pasar de los días se debe consultar de urgencia a un médico de confianza.

Asesoría en tratamientos estéticos

 
Post anterior Próximo post

También podría gustarte