MESOTERAPIA

Cómo curar los hematomas producidos por la mesoterapia

Cómo curar los hematomas producidos por la mesoterapia

La mesoterapia es muy efectiva para tratar la celulitis, bajar de peso y modelar el cuerpo. Sin embargo, mientras se realiza el tratamiento pueden aparecer molestos hematomas. Seguí leyendo para descubrir cómo curar los hematomas producidos por la mesoterapia.

La mesoterapia fue inventada en Francia en la década del 50. Desde entonces, se viene utilizando como método no quirúrgico para bajar de peso, remover arañitas y tratar la celulitis, por lo que se ha hecho muy popular. Consiste en la aplicación de inyecciones subdérmicas. Dependiendo tu objetivo, se te inyectarán distintas sustancias.

Si te tratás en un lugar profesional, es una metodología muy segura. Hay organismos internacionales que la difunden y la regulan. Como la Asociación de Medicina Mesoterápica Iberoamericana, que nuclea, entre otros, a profesionales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Sin embargo, como en todo tratamiento, pueden presentarse efectos secundarios, como moretones o hematomas, hinchazón y sensación de pérdida de sensibilidad.

En este caso vamos a hablar de los moretones, ya que son el efecto secundario más común. Generalmente aparecen en la zona donde nos dieron la inyección, y suelen desaparecer en una semana. No se recomienda realizar otra sesión de mesoterapia hasta que hayan desaparecido. Si te lo ofrecen, ¡desconfiá de ese centro!

¿Cómo curar los hematomas producidos por la mesoterapia?

Si te llegan a aparecer hematomas después de tu primera sesión de mesoterapia, no te preocupes, es normal. Seguí estos tips para que curarlos rápidamente.

  • Utilizá alguna crema árnica. Disminuyen y desinflaman la zona muy rápidamente.
  • No uses ropa ajustada. La ropa muy ajustada presiona sobre los vasos sanguíneos, provocando que los moretones tarden más en desaparecer.
  • Ponete hielo. Luego de la sesión de mesoterapia se recomienda aplicar hielo para aliviar la zona y prevenir la aparición de hematomas. También alivia la zona una vez que ya aparecieron.
  • Pasate una compresa caliente en la zona. El calor activa la circulación, acelerando el proceso de regeneración de los vasos dañados. ¡Aprovechá para masajearte y relajarte!
  •  Aplicá aloe vera. Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias muy conocidas. Se usa para todo tipo de golpes y lesiones. Aplicar la planta -o un ungüento hecho con ella- evitará que la zona se ponga más morada. También aliviará el dolor.

Si los moretones no desaparecen en dos semanas, es hora de consultar a tu médico de confianza, idealmente un dermatólogo.

Te invitamos a seguir leyendo nuestro blog y a enviarnos cualquier consulta que tengas sobre la mesoterapia. ¡Tené el cuerpo que querés con esta revolucionaria técnica! :)

Asesoría en tratamientos estéticos

 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Post anterior Próximo post

También podría gustarte