GENERAL, ULTRACAVITACIÓN

Cómo adelgazar sin cirugía con el tratamiento de ultracavitación

ultracavitacion

Habitualmente sucede que aunque nos pongamos a dieta estricta y vayamos al gimnasio, hay ciertas zonas del cuerpo que presentan una especial resistencia a disminuir sus medidas. Para solucionar ese problema llegó el tratamiento de ultracavitación, una excelente forma de adelgazar sin cirugía. A continuación, te contaremos de qué se trata. 

Todos tenemos una forma de cuerpo particular y tendencia a que la grasa se acumule especialmente en determinadas partes que nos son características. En estos casos, es especialmente útil contar con un tratamiento que actúe localizadamente, ahí, donde más se necesita reducir las adiposidades. Por eso la primer pregunta que hay que hacer es:

¿En qué consiste la ultracavitación?

La ultraun método bastante reciente que cada vez gana más adeptos, pues es una forma no invasiva y efectiva de reducir esos centímetros de más.

Consiste en un tipo de ondas ultrasónicas que atacan de forma selectiva a las células que contienen la grasa, los adipocitos, produciendo su ruptura, posterior reabsorción,  metabolización y eliminación del organismo.

¿Qué beneficios obtengo con este método de ultracavitación?

La ultracavitación constituye una excelente alternativa a la liposucción, por lo que también se le llama liposucción o lipoescultura sin cirugía, pero sin los inconvenientes de la anestesia, del dolor  y de los cuidados post quirúrgicos que acarrea esta operación.

Este tratamiento para bajar de pesos es de gran utilidad en aquellas zonas “claves” o más conflictivas y resistentes como son las caderas, muslos, cintura, glúteos, abdomen y brazos. Estas zonas del cuerpo suelen estar afectadas, especialmente en las mujeres, de algún grado de celulitis o piel de naranja.

¿Con qué puedo complementar el tratamiento de ultracavitación?

Los efectos reductores de la ultracavitación los notás ya desde la primera sesión. Esto es mejor si lo complementás con una alimentación saludable y de más bajo contenido calórico, además de ejercicios aeróbicos, para potenciar la quema y eliminación de la grasa.

También es altamente recomendable complementar la ultracavitación con radiofrecuencia, ya que así ayuda a tensar aquellas zonas donde puede quedar un poco de flacidez después de desaparecer las adiposidades localizadas.

¿La ultracavitación presenta algún riesgo o contraindicación?

Si bien su uso es indoloro e inocuo, existen algunas contraindicaciones excluyentes que deben ser tenidas en cuenta, como por ejemplo embarazo, hipertensión arterial, cánceres y otras patologías.

Para asegurarse que el paciente es un candidato adecuado, previo a las sesiones de ultracavitación, se le realiza una completa entrevista y evaluación para descartar alguna patología que sea contraproducente para efectuar este tratamiento.

Así que ya sabés, con este método vas a lograr dos beneficios en uno: reducís la grasa localizada y mejorás notablemente el aspecto y tersura general de la piel de tu cuerpo. Sin dudas, una doble ganancia.

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte