CUIDAR EL CUERPO, GENERAL

Tonificar los músculos: 3 tipos de técnicas de la electroestimulación

electroestimulacion

La electroestimulación es una técnica con aplicaciones muy diversas dentro de ámbitos como la estética, el fitness e incluso la fisioterapia. En esta oportunidad, te explicamos de qué se trata y cuáles son las técnicas más usadas para mejorar tu cuerpo.

Cuando hablamos de electroestimulación nos referimos a la aplicación de impulsos eléctricos que provocan contracciones musculares de distinta índole. Durante este tratamiento estético se utilizan numerosos tipos de corrientes, algunas con efectos similares entre sí, pero al ser una tecnología en auge cada día aparecen nuevas técnicas y modificaciones. Haremos referencia a tres de las técnicas más utilizadas tanto en ámbito profesional como doméstico.

Estimulación eléctrica nerviosa transcutánea

La estimulación eléctrica nerviosa transcutánea o TENS, se trata de un aparato que genera pulsos eléctricos encargados de reducir o disminuir la sensación de dolor, es utilizado en sesiones de fisioterapia para rehabilitaciones, molestias en la espalda como contracturas, dolores menstruales y todo tipo de dolores musculares moderados.

Se usan en sesiones largas, entre 15 y 30 minutos con electrodos iguales y pequeños a frecuencias bajas.

Electroestimulación muscular

La electroestimulación muscular o EMS provoca visibles contracciones musculares y trabaja con frecuencias ligeramente más altas que los TENS. Este tipo de técnica estimula las fibras nerviosas motoras, con lo cual resulta positivo para mejorar el tono y forma de nuestros músculos.

Por otra parte, se combina con ejercicio físico en sesiones cortas, entre 10 y 20 minutos para realizar un entrenamiento intenso y localizado. Además usa electrodos de tamaño variado para poder adaptarse a los músculos requeridos.

Si combinamos esta técnica de electroestimulación con ejercicio y dieta, nos ayudarán a tonificar y reducir volumen de una forma más rápida que los métodos tradicionales.

Corrientes de Kotz

Las corrientes de Kotz, a diferencia de los EMS y los TENS, estimulan los músculos de forma intensa y solo es apta para deportistas de élite. Con esta técnica de electroestimulación se trabaja la resistencia con ayuda de un kinesiólogo, en sesiones cortas con amplios electrodos para cubrir el mayor número de músculos posible. Estas son solo tres de las diversas formas de aplicación de la electroestimulación.

Así como son numerosas técnicas, también son numerosos los beneficios de este tratamiento para mejorar el cuerpo, como por ejemplo:

  • Paliación de dolores musculares
  • Construcción de tejido muscular
  • Eliminación de grasa
  • Mejoras en el tono y forma de nuestros músculos

Es importante contar con el asesoramiento de un profesional capacitado para poder encontrar la técnica de electroestimulación más adecuada que mejor se adapte a nuestros objetivos ya que es un tratamiento que cuenta con serie de contraindicaciones  que tenés que saber.

Ahora si, ¡tonificá tu músculos y lográ un cuerpo libre de flacidez a partir de hoy!

Asesoría en tratamientos estéticos

 

Post anterior Próximo post

También podría gustarte