GENERAL, SHOCK DE HIDRATACIÓN

Qué es el shock de hidratación y por qué ayuda a tu piel

sock de hidratacion

Si notas tu piel desvitalizada, opaca y seca, especialmente  si eres de aquellas personas que toman mucho sol, se duchan con agua muy caliente o simplemente que descuidan su rutina de cuidados faciales diarios, este es el momento de un shock de hidratación. Conocé de qué se trata a continuación.

El shock de hidratación es un tratamiento cosmetológico que consiste en aplicar productos que contienen principios activos específicos con efectos tonificante, hidratante y revitalizante.

Con estos compuestos se logra para obtener una piel más hidratante, tersa y luminosa, atenuando además las arruguillas de deshidratación.

Este tipo de tratamiento para mejorar la piel es ideal para todo tipo de pieles, ya sean grasas, secas o mixtas, todas se benefician grandemente con sus virtudes.

Durante el tratamiento se obtiene un shock, es decir, un efecto de gran intensidad y que genera grandes cambios. El cambio más llamativo y espectacular es el llamado efecto lifting, que consiste en la recuperación o aumento de la tensión y lozanía de la piel.

Este shock de hidratación facial es una sesión verdaderamente relajante y placentera, que comienza con una limpieza y exfoliación de la piel, a fin de remover aquellas células más superficiales para incrementar la capacidad de la piel para absorber los principios hidratantes.

Seguidamente se aplican compuestos ultrahidratantes como algún serum concentrado y se sella el efecto con una mascarilla que potencia los efectos hidratantes de los productos anteriores.

Dentro de las mascarillas estrellas que se aplican para lograr un efecto lifting inmediato se encuentra el velo de colágeno, que cumple la función de formar una película superficial que favorece la absorción profunda de  los compuestos hidratantes aplicados en la piel. El resultado es una piel lisa, radiante, luminosa, tersa y más firme.

El número de sesiones depende del grado de deshidratación que presente la piel. En cuanto al número de sesiones, se recomienda de 1 a 2 sesiones por semana, para lograr óptimos resultados.

Así que ya sabés, si el verano y el sol te dejó la piel muy deshidratada, a partir de hoy podés beneficiarte de este maravilloso tratamiento de sock de hidratación.

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte