GENERAL

Piel lisa y sin arrugas

A lo largo de los años, la piel del rostro comienza a presentar problemas muy específicos.  Y uno de los más temidos por las mujeres, son las arrugas, más precisamente las que se presentan en la frente, en el entrecejo y las archi famosas “patas de gallo”. Todas ellas, son consideradas como marcas reveladoras de la edad y las mismas que hacen lucir al rostro cansado, con falta de vitalidad y sin juventud. ¡Y ninguna de nostras quiere eso!

En Depilight contamos con un tratamiento específico y de gran eficacia,  para despedirse para siempre de estas molestas arruguitas faciales -que aparecen por el paso de los años o por la gesticulación continuada y repetida de los músculos-  y es la toxina botulínica. Es un procedimiento estético moderno que permite rejuvenecer y reducir las marcas de expresión sin la necesidad de someterse a procedimientos invasivos o quirúrgicos.

Fue desarrollada en 1977, y desde entonces se utiliza como una alternativa a la cirugía estética. Consiste básicamente en la aplicación de microinyecciones de la toxina en puntos determinados del rostro, que hacen que el músculo se relaje y como consecuencia de ello se produce una significativa atenuación de las arrugas y la piel adquiere un aspecto mucho más joven.

Lo mejor: es un procedimiento rápido e indoloro –se tarda aproximadamente unos 15 minutos en realizarlo–, que en manos de un buen profesional y con la técnica apropiada culmina con unos resultados excelentes y muy naturales a partir de las 48hs y que perduran de 6 a 8 meses.

Así que si lo que buscás es una solución fantástica para terminar de inmediato con las arruguitas de la  cara,  la toxina botulínica es la mejor opción. Además, este tratamiento facial se puede complementar con otros tratamientos medico-estéticos, como por ejemplo el láser o los rellenos faciales.

¡Consultanos!

Más información en http://www.depilight.com

En Facebook: https://www.facebook.com/depilightsocial

En Twitter: @Depilightarg

Post anterior Próximo post

También podría gustarte