GENERAL, PEELINGS

Peeling facial: ventajas y consejos claves que no podés desconocer

Peeling facial

Cuando hablamos de peeling facial hacemos referencia a un tratamiento estético que consiste en pulir o descamar la piel utilizando diversos ácidos como glicólico, salicílico, mandélico, resorcina, tricloracético, fenol, etc. El profesional a cargo de la sesión elegirá cuales utilizar según la imperfección que debas tratar.

Este tratamiento estético para la piel trae consigo muchos beneficios pero también algunas cuestiones que debés tener en cuenta antes de realizarte el tratamiento .  A continuación, todo lo que tenés que saber.

El peeling facial permite que las capas más externas de la piel sean eliminadas quitando arrugas pequeñas, manchas, acné y cualquier imperfección que haya en ellas, dándole nueva vida a tu piel y haciendo que se regenere por completo. Entre los beneficios de este tratamiento estético podemos nombrar los siguientes:

  • El peeling facial rejuvenece la piel, ya que elimina las líneas de expresión y pequeñas arrugas que suelen aparecer con el paso de los años
  • Por otro lado, aclara la piel y es ideal para personas con manchas provocadas por la exposición al sol, pecas o cicatrices.
  • El peeling facial además cierra los poros. Si tenés puntos negros en el rostro, con un peeling facial podrás disminuir notablemente el tamaño de los poros manteniendo así tu piel completamente limpia.
  • Otro de los beneficios de este tratamiento estético es que es reactiva el recambio celular de la dermis y epidermis, además te aportará luminosidad al rostro y tu piel se volverá más tersa y suave.
  • Por último, el peeling facial es uno de los tratamientos de belleza más solicitados en la actualidad por los increíbles resultados que ofrece.

Ahora que ya conocés las ventajas, debés tener en cuenta los siguientes consejos si deseas hacerte este tratamiento estético en tu piel:

  • Luego de las primeras sesiones la piel puede comenzar a escamarse, también es importante saber que no se obtienen resultados de un día para el otro pero sí se van notando progresivamente a medida que avanzan las sesiones.
  • Saber qué tipo de piel tenés es fundamental,  ya que algunas personas pueden presentar sensibilidad ante este tratamiento, en cambio otras son más resistentes.
  • Finalmente, luego del tratamiento es común que la piel se encuentre sensible y enrojecida, por eso es fundamental no exponerse al sol y en el caso de hacerlo utilizar protector solar o un sombrero. Recordá que durante 7 a 14 días tu piel se descamará, pero a los pocos días podrás observar los resultados de la regeneración de la piel, sin arrugas, manchas ni imperfecciones.

Después de leer esta nota, ¡animate a mejorar la calidad de tu piel y despedite de esos molestos puntos negros e imperfecciones!  Sólo depende de vos.

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte