CUIDAR EL CUERPO, GENERAL

Limpieza de cutis: la técnica estética para una piel saludable

Limpieza de cutis: La técnica estética para una piel saludable

La piel del rostro está constantemente expuesta a factores que pueden dañarla, como la polución ambiental o el maquillaje, entre otros; por esto, la piel pierde luminosidad y las impurezas pueden ir obstruyendo los poros, lo que contribuye a una mayor sequedad de la piel.

Por lo tanto, para combatir rápidamente estos factores y garantizar una piel higiénica, sana y más resistente, no alcanza sólo con limpiar y desmaquillarse a diario sino que también, es aconsejable realizar con frecuencia una limpieza de cutis.

Si estas buscando un tratamiento estético para cuidar de tu piel y mantener un aspecto joven, la limpieza de cutis es la técnica estética ideal para vos; sin embargo antes, seguramente quieras conocer qué tipos de limpieza de cutis nos podemos hacer y cómo funciona el tratamiento.

¡No te vayas. Toda la información la tenes acá!

1. ¿Qué es la limpieza de cutis básica?

La limpieza de cutis es un tratamiento estético no invasivo que consiste en la aplicación de cremas y principios activos, con el objetivo de remover las células muertas y toxinas, brindando una mayor hidratación de la piel y frescura al rostro, aportándole tersura y un aspecto rejuvenecido.

2. ¿Qué es la limpieza de cutis profunda?

Esta técnica estética tiene el objetivo de hacer más lento el proceso de envejecimiento natural de la piel, otorgándole una mayor oxigenación, firmeza e hidratación.

3. ¿Cuánto dura el tratamiento de limpieza de cutis?

La técnica de exfoliación tiene una duración de 50 minutos a 1 hora y media y la frecuencia del tratamiento estético depende del tipo de piel del paciente.

Cuando se trata una piel normal, que no presenta una gran cantidad de impurezas, se puede realizar una limpieza de cutis cada tres o cuatro meses, mientras que aquellas personas con una piel más seca o madura necesitarían una cada seis semanas aproximadamente.

4. Tratamiento estético por etapas

  • 1° Etapa: El primer paso en este tratamiento estético consiste en la exfoliación y limpieza de la piel, con el objetivo de eliminar los puntos negros y toxinas acumuladas.
  • 2° Etapa: La piel se nutre a través de mascarillas frescas con los elementos activos específicos, en función del tipo de piel.
  • 3° Etapa: Consiste en la hidratación y relajación de la piel, mediante cremas y masajes, contribuyendo a una piel saludable y libre de arrugas.

Una de las ventajas de la técnica estética de limpieza facial es que puede complementarse con otros tratamientos faciales, como el peeling, y con sustancias como el ácido glícolo;  además, se debe destacar que la limpieza facial no es un tratamiento orientado a combatir el acné, por lo que si lo que estás buscando un tratamiento contra el acné, nosotros te contamos cuál elegir.

Empezá hoy y despedite mañana de las líneas finas de expresión, las arrugas, los puntos negros, las manchitas y otras pigmentaciones superficiales. ¡Preparate para lucir una piel más joven que nunca!

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte