DEPILACIÓN DEFINITIVA LÁSER, GENERAL

Depilación definitiva: ¿qué tipo de láser es el más seguro?

Depilación definitiva: ¿Qué tipo de láser es el más seguro?

El tratamiento de depilación láser es el más elegido por hombres y mujeres, gracias a su efectividad, practicidad y rapidez; también, es elegido por la versatilidad, ya que al presentar varios tipos de láser, permite que varias personas puedan elegir este tratamiento de depilación definitiva para eliminar el vello no deseado.

La diferencia de los distintos tratamientos con láser está en la intensidad, potencia y longitud de onda que ofrece cada uno. Sin embargo, dentro de esta variedad, no existen láseres mejores o peores, sino que cada uno de ellos se adapta en función de las necesidades del paciente, fundamentalmente según el tipo de piel que presente.

Por eso, acá te describimos los tipos de láser y cuál de ellos es el ideal según tu tipo de piel, para someterte a un tratamiento de depilación definitiva seguro y con resultados satisfactorios.

Láser Rubi

El tratamiento de depilación definitiva con láser Rubi fue uno de los primeros en emplearse y está orientado para pieles claras y vellos oscuros (fototipos I y II).

Este tipo de láser presenta una longitud de onda de 694mm, la cual no es muy eficiente; no obstante, este se destaca por brindar resultados a largo plazo, ya que el pelo que nace después del tratamiento de depilación definitiva con Láser Rubi se desarrolla de forma fina y clara. Además, en las sesiones de depilación definitiva láser, el Rubi resulta menos doloroso y agresivo para la piel

La desventaja del láser Rubi es que sólo puede usarse en pequeñas áreas de piel y no puede ser utilizada por personas de piel oscura y/o pelo claro. Otro inconveniente es que debido al ritmo lento de las repeticiones del láser, el tratamiento de depilación láser es más largo.

Láser Alejandrita

El tratamiento de depilación definitiva con láser Alejandrita ataca a través de la melanina, buscando eliminar el vello de forma permanente. Este tipo de láser es ideal para personas con pieles claras y pelos pocos pigmentosos (fototipos I,II y III).

Entre sus ventajas, se puede decir que el láser Alejandrita tiene una longitud de onda de 755mm, lo que significa que tiene una mayor intensidad, mas afín de la melanina, permitiendo actuar con mayor rapidez y eficiencia.

Por otro lado, las personas que presentan un fototipo V deberían evitar este tipo de láser, ya que las personas con pieles pigmentadas o demasiado bronceadas podrían sufrir quemaduras y transitar un tratamiento doloroso.

Láser Diodo

El tratamiento de depilación definitiva con Láser Diodo es eficaz para los fotitpos IV y V, los cuales se caracterizan por tener pieles más oscuras.

Este tipo de láser presenta una longitud de onda más larga, de 800mm, por lo que tiene una menor absorción de la melanina; además, posee mayor penetrabilidad sobre la piel, de modo que se aconseja utilizarlo para atacar zonas del cuerpo de gran extensión, como la espalda y el pecho.

Sin embargo, el Láser Diodo necesita más potencia para lograr una mayor eficacia, por lo que esto lo hace más molesto para las personas que se someten al tratamiento de depilación definitiva; además, es importante tomar precauciones previas al tratamiento de depilación definitiva, como rasurarse en las zonas que se tratarán.

Láser ND-YAG

Este tipo de láser suele adaptarse a todos los fototipos, ya que al presentar la longitud de onda más larga -de 1064mm– es poco absorbido por los pigmentos, lo que hace que sea compatible con todos los tipos de piel sin generar riesgos.

El tratamiento de depilación definitiva con láser ND-YAG actúa sobre la hemoglobina y no sobre la melanina, lo que le permite tratar con eficacia las varices y arañas vasculares; además, posee una frecuencia rápida de repetición, por lo que resulta altamente eficaz para eliminar el vello no deseado en zonas amplias del cuerpo.

Sin embargo, tiene como desventaja que resulta menos efectivo en pieles claras, ya que su alta frecuencia de repeticiones hace que sea más doloroso, con probabilidades de quemaduras y decoloración de piel y cicatrices. Por otro lado, en las pieles más oscuras es probable que tras el tratamiento, sea necesario utilizar blanqueantes para eliminar manchas.

Ahora que conoces los tipos de láser y cuál es el indicado para tu tratamiento de depilación definitiva, no tenes más excusas.

¡Comenzá ya! Liberate del pelo no deseado y mejorá la calidad y suavidad de toda tu piel.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte