CUIDAR EL CUERPO, GENERAL

Consejos útiles para proteger el cabello en el verano

cuidado del pelo

El verano puede ser la mejor de las estaciones para el ocio, pero es la peor para nuestro cuerpo si no tenemos en cuenta ciertos aspectos. Tanto la piel como el cabello se ven resentidos si no los cuidamos adecuadamente en los meses de mayor calor del año. En esta nota, te contamos cómo podés cuidarlo en la época más calurosa del año.

Durante el verano el cabello puede dañarse de forma irreparable tras numerosas exposiciones al sol, el cloro de las piletas o la sal del mar. Es por ello que debemos tratar de prevenir los daños.

Comenzar a cuidar el pelo en primavera

Primero que nada hemos de prepararnos durante la primavera. Cuanto más sano llegue tu pelo al verano menos se dañará, por ejemplo a través de estas acciones:

  • Cortar las puntas
  • Realizar algún tratamiento de hidratación intensa
  • No utilizar tratamientos agresivos con productos químicos como decoloraciones
  • Usar champús que no sean agresivos con el cabello

Esto tips te ayudarán a afrontar el verano con menos preocupación.

El sol, un obstáculo para el cuidado del pelo

El primer enemigo con el que nos vamos a encontrar en el verano es el sol. Por eso ideal sería evitarlo lo máximo posible, pero no tenemos por qué evitar la playa o la pileta, lo ideal es estar bien preparado.

Llevar el pelo recogido o cubierto y usar un protector solar para el cabello sería lo ideal, aunque este tipo de productos para cuidar el pelo no son muy comunes, existen. También podés encontrar champús y acondicionadores con filtro solar, estos son un remedio infalible si tenés el pelo o el cuero cabelludo frágil.

Cuidate del exceso de agua

El agua de las piletas o de la playa es otro elemento a combatir, tanto por el cloro como por la sal. Ambos resecan y dañan nuestro cabello, haciendo que se decolore y pierda su brillo y suavidad naturales.

La regla de oro para que esto no nos suceda es aclararlo siempre con agua dulce después de cada baño, sin excepción. Pero si esto no es posible, se puede solucionar con un lavado seguido de una mascarilla hidratante al llegar a casa.

Hay otros muchos factores a tener en cuenta como puede ser la arena, que lo erosiona, o el mero hecho de que lo lavemos más. Todo hace que nuestro cabello se resienta.

Por eso es tan importante hidratarlo, dejarlo secar al aire libre y protegerlo lo máximo posible.

Una vez finalizado el verano siempre viene bien cortar las puntas y volver a aplicar un tratamiento de hidratación para rejuvenecerlo.

Llevá a cabo estos consejos para tener un pelo esplendido, fuerte y brillante, no solo en verano, ¡sino durante todo el año! 

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte