CUIDAR EL CUERPO, GENERAL

Cómo cuidar la piel en la etapa de postmenopausia

postmenopausia

La etapa post menopausia es la oportunidad para adquirir hábitos de cuidado facial ya que te serán de gran utilidad para mejorar los signos de envejecimiento que están empezando a aparecer. En esta nota te contamos todo lo que tenés que saber.

Si existe una etapa sensible para la mujer es la de post menopausia, en la cual las fluctuaciones hormonales afectan el estado orgánico, anímico en general y las condiciones de la piel en particular.

Durante este periodo se aprecia una aceleración del envejecimiento, con la acentuación de las arrugas de expresión y la deshidratación, así como la aparición de la tan temida flacidez cutánea. Por eso seguramente te harás la siguiente pregunta:

¿Qué cuidados debo dedicarle a mi piel?

Lo primero es hacerte el hábito de una limpieza adecuada, que incluya el demaquillado con productos específicos y de buena calidad. Después, el lavado facial con una espuma o gel facial suave, con agua fría o levemente tibia, para evitar deshidratar aún más la piel. Además es imprescindible el uso de:

  • Cremas revitalizantes
  • Ultrahidratantes de efecto regenerativo
  • Reafirmante y antioxidante.
  • Serum para el contorno de ojos

Los principios activos ideales por los que hay que optar es por compuestos con vitaminas C y E, que son altamente antioxidantes, además de retinoides en la noches, sin olvidar la zona del cuello, que es muy susceptibles a verse afectado por la gravedad, así como las manos que se envejecen de manera muy precoz.

Protegerse del sol

No hay que olvidar el factor de protección solar, para evitar las manchas de la piel, reaplicando cada dos horas, más aún si vas a la playa, montaña o te expones mucho al sol. En épocas de verano es imprescindible tener en cuenta ciertos tips para cuidar la piel.

Por otro lado, una crema corporal nutritiva en todo el cuerpo después de la ducha y antes de irte a costar, favorecerá tu piel grandemente en la etapa post menopausia.

Alimentación saludable

La alimentación es clave para el estado de la piel y del organismo en general. Así que cuida tu hidratación, con la abundante ingesta de agua y jugos de frutas naturales.

Las verduras, preferentemente crudas y las frutas frescas, así como los frutos secos y semillas saludables como sésamo, zapallo y de girasol, pueden ser tus grandes aliadas por la rica composición vitamínica, enzimática y de oligoelementos.

Por último, restringe todos aquellos productos que deshidratan tu piel, como el cigarrillo, alcohol y exceso de café.

Como habíamos mencionado al principio, durante la etapa postmenopausia nuestra piel empieza a sufrir signos de envejecimiento y las arrugas comienzan a aparecer. En ese caso también te recomendamos tratamientos estéticos para mejorar tu piel, como por ejemplo el dermoleds y la radiofrecuencia.

Así que no olvides cuidar tu cuerpo y tu piel por dentro y por fuera y que no se te pase por alto… ¡relajarte y disfrutar la vida!

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte