DEPILACIÓN DEFINITIVA LÁSER, GENERAL

7 cuidados para una depilación con luz pulsada sin riesgos

¿Cómo elegir un tratamiento de depilación definitiva seguro y efectivo?

El tratamiento de depilación con luz pulsada intensa (IPL) se ha convertido, junto con la depilación láser, en uno de los métodos más eficaces para acabar con el vello no deseado.

Sin embargo, para disfrutar de todos sus beneficios, es necesario saber qué hacer antes del tratamiento y después del mismo, para lograr resultados seguros y efectivos.

Para encarar el tratamiento de depilación definitiva con luz pulsada de forma efectiva y segura, acá te contamos cuáles son los 7 cuidados para tener grandes resultados y lograr el cuerpo que siempre soñaste.

 Antes del tratamiento de depilación

  • Cuidado con el sol:  Antes de iniciar el tratamiento IPL debemos evitar el contacto con el sol durante los 5 días anteriores de iniciar la depilación facial y corporal.
  • Hay que rasurarse: Es fundamental que la noche previa antes de realizarse el tratamiento de depilación IPL te rasures , ya que de esta forma nos aseguramos de que el vello no estará largo y la energía transmitida por la Luz Pulsada podrá llegar correctamente. Sin embargo, hay que tener en cuente que el vello suele crecer alrededor de 0,3mm al día siguiente, por lo que de todas formas iremos al tratamiento con algunos vellos.
  • Un área que debe enfatizarse es la espalda de los hombres, ya que es una zona donde se aloja una gran cantidad de vello no deseado, por lo que aquellos hombres que se vayana a realizar el tratamiento IPL, se rasuren dos días antes para permitir que la energía de la luz pueda atacar directamente la raíz del vello.

Posterior al tratamiento

  • Alejate del sol. Tras finalizar la depilación con luz pulsada, es fundamental evitar la exposición solar durante las 48hs posteriores, en la zona facial y corporal.
  • Utilizá cremas protectoras: Una vez que el tratamiento de depilación definitiva con luz pulsada terminó, debemos aplicar en nuestro cuerpo cremas de protección solar -fundamentalmente Factor 50-, en las zonas depiladas durante 30 días.
  • Paralelamente, tras finalizar el tratamiento IPL, el especialista podrá sugerirnos algunas cremas hidratantes o máscaras descongestivas, ya que luego de las sesiones es normal que aparezca un pequeño enrojecimiento o ardor alrededor del folículo del vello depilado.
  • Cuidado con el agua: En las 48hs posteriores al tratamiento de depilación con luz pulsada, hay que evitar el agua caliente, ya sea en piletas o ducha, debido a que la raíz del vello absorbe mejor la luz cuando la piel está fría; además, la pileta también debe ser evitada porque el cloro del agua puede producir picazón.

Estos consejos son aplicables a todos los fototipos. Sin embargo, conocer tu tipo de piel es muy importante para determinar cuáles son los riesgos frente a la exposición solar.

¿Querés sentir esa agradable sensación de no depilarte nunca más? ¡Consultanos!

Post anterior Próximo post

También podría gustarte