DEPILACIÓN DEFINITIVA LÁSER, GENERAL

10 cuidados para un tratamiento de depilación láser seguro

10 cuidados para un tratamiento de depilación láser seguro

El tratamiento de depilación definitiva que utiliza el láser es un método eficaz para eliminar el vello corporal y facial con resultados duraderos. Si bien la técnica láser ofrece numerosas ventajas, es necesario tener una serie de cuidados para que el tratamiento de depilación láser sea aún más segura y más efectiva.

Antes de la depilación láser

  • No exponerse al sol o rayos UV; es importante que la piel no tenga una concentración de melanina porque así fuera absorbería la luz de láser. Es necesario que 30 días antes de realizar el tratamiento de depilación definitiva se evite el contacto con el sol.
  • No utilizar productos para arrancar el pelo. El paciente debe garantizar que hasta 1 mes antes de la primera sesión del tratamiento de depilación láser no utilice cera, pinzas o cualquier otro producto para eliminar el vello no deseado. Para lograr un tratamiento de depilación definitiva eficaz es necesario que el vello esté presente al momento de comenzar con el tratamiento.
  • Asistir a la sesión con la piel limpia.  El paciente debe evitar el uso de cremas de efecto irisada y/o autobronceadores durante 1 semana antes de comenzar con el tratamiento de depilación láser.
  • Hidratar bien la piel. Las zonas donde la depilación con láser tendrá efecto deben hidratadas varias veces al día durante dos o tres días antes de la sesión.

Después de la depilación definitiva láser

  • Aplicar cremas con sustancias naturales calmantes.  Al finalizar la sesión del tratamiento de depilación definitiva, es probable que sientas hinchazón, enrojecimiento o picor en la zona depilada; y si bien estos síntomas formas parte de un tratamiento eficaz, utilizar cremas aliviará aquellas zonas afectadas por el tratamiento.
  • Aplicar gel de aloe vera. Durante los dos días posteriores de la depilación definitiva láser, se aconseja aplicar este producto a las zonas depiladas, con una frecuencia de tres veces al día.
  • No tomar sol. La persona debe evitar exponerse a los rayos de sol durante los siete días posteriores a la sesión de la depilación definitiva láser.
  • Respetar los intervalos de tiempo entre sesiones. El tratamiento de depilación definitiva que utiliza láser requiere más de una sesión; esto sucede también con otro métodos de depilación. Respetar los intervalos entre sesiones es necesario para eliminar el vello no deseado de forma eficaz y garantizar que no vuelva a crecer. Para lograrlo, el período entre sesión y sesión debería ser amplio y creciente, comenzando por 1 sesión cada 2.5 meses y alcanzando, en las instancias finales del tratamiento,  1 sesión por año.
  • Estar atento a los resultados. Si el paciente comienza a notar un brote de pelo de forma prematura y parcheada, antes de las 2 semanas, debería ponerse en contacto con el profesional, ya que la sesión podría haber sido irregular o incompleta.

Es vital respetar estas recomendaciones en las sesiones necesarias del tratamiento de depilación definitiva con láser, para garantizar un proceso rápido, efectivo y seguro. No olvides de asesorarte y tomar las precauciones necesarias para evitar cualquier tipo de inconveniente.

¿Querés sentir esa agradable sensación de no depilarte nunca más? ¡Consultanos!

Post anterior Próximo post

También podría gustarte