ELECTROPORACIÓN

¿Cómo trabaja la electropación en mi piel?

electroporacion

Si estás buscando disminuir las arrugas, la electroporación abre tus poros y tejidos de la piel para que te puedan colocar tratamientos antiedad o colágeno que mejoren tus aspecto. Pero eso no es todo. Conocé mucho más en esta nota. 

Hablar de electroporación es hacer referencia a un tratamiento estético que consiste en usar corrientes de frecuencia media, que permite abrir los microporos que se encuentran en la capa externa de la piel, favoreciendo la absorción de los activos que se vayan a utilizar para tratar determinados problemas.

En el caso del tratamiento contra la celulitis, una vez abiertos los microporos, se combinaría con productos anticelulíticos.

Por otro lado, puede actuar sobre cualquier área del cuerpo, desde las piernas hasta el rostro. Entre otros beneficios, se encuentran:

  • Activa las células

  • Ayuda a la piel a tener una mejor oxigenación

  • La piel se hidrata

  • Mayor tensión en los tejidos de la piel, devolviendo una apariencia sana

Cuando se combinan ultrasonidos, electroporación y un gel activo, el resultado es maravilloso, ya que actúa excelentemente en la modelación del cuerpo, permitiendo la perdida de tallas, ayudando a combatir la celulitis y flacidez.

De igual manera, es un tratamiento estético que se lleva bien con la ultracavitación, optimizando los resultandos de ambos tratamientos. Además, si se combina con la microdermoabrasión, generan un efecto de rejuvenecimiento visible en las primeras dos sesiones.

En general, podés combinarla con diferentes tratamientos estéticos para ver resultados con mayor rapidez. Además, este método para combatir la celulitis puede ser usado por hombres y mujeres que deseen mejorar su apariencia. Incluso, muchas clínicas de belleza lo usan para tratar el problema de calvicie o caída de cabello.

Más allá de los beneficios estéticos que puedas encontrar en la electroporación, también podés incluir este tratamiento para problemas musculares, como contracturas o inflamatorios, en el musculo esquelético, ocasionadas por caídas.

La electroporación es parecida a la mesoterapia, la diferencia es que la primera es sin agujas. A pesar de que la mesoterapia no es dolorosa, la electroporación es ideal para aquellas personas que tienen miedo a las inyecciones o cuya piel es sensible y tiende a sangrar con inyecciones.

Por último, tenemos que decir que este tratamiento es indoloro y las indicaciones, después de cada sesión, son mínimas. Y lo mejor de todo es que podés continuar con tus actividades cotidianas sin mayor problema y disfrutando de los visibles resultados. ¡Animate! ¡todos lo notarán!

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte