ELECTRODOS

Cómo se usan los contractores y qué ventajas tiene

 

Cómo se usan los contractores

¿Alguna vez pensaste en este método complementario para tonificar los músculos? Acá está todo lo que tenés que saber sobre los contractores. 

En muchas ocasiones, los especialistas recomiendan diversos tratamientos complementarios para mejorar el aspecto corporal. Entre ellos, se encuentran los contractores de ondas rusas, que son una manera de estimular los músculos para otorgarles firmeza.

Debido al paso de los años, el sedentarismo, la falta de cuidado o la genética, suele ocurrir que la grasa se comience a acumular en algunas zonas específicas del cuerpo. Cuando uno se da cuenta de eso y decide empezar a ocuparse, quiere ver resultados cuanto antes.

Además de la actividad física y la buena alimentación, que es lo principal que se aconseja porque beneficia a otros aspectos de la salud, también existen otros métodos que se pueden realizar y que te pueden ayudar a mejorar el aspecto físico.

Uno de los tratamientos que se incluye dentro de la extensa lista es el vinculado con los contractores de ondas rusas. El principal objetivo que tienen es la eliminación de la flacidez y otras molestias estéticas, como la celulitis por ejemplo.

¿Cómo se utilizan?

Este invento se caracteriza por poseer una corriente estimulante con un nivel justo de modulación que es capaz de penetrar en profundidad en el tejido muscular, en las adiposidades y en el sistema linfático.

Su uso es extremadamente sencillo: recostado en una cama de un centro de estética, al paciente le colocarán unos receptores en el área a tratar, que son los transmisores de las ondas. Estos se sujetarán con fajas elásticas para ayudar en la presión.

Como con todo lo relacionado a lo estético, la cantidad de sesiones dependerá de las características corporales de cada persona en particular, pero, en general, se estiman más de 10 de media hora de duración.

¿Qué ventajas tiene?

Son tratamientos seguros, indoloros y efectivos. Además de ayudar a evitar la flacidez, existen otros beneficios para tu cuerpo:

  • Elevar glúteos
  • Tonificar abdomen, piernas y brazos
  • Detener el proceso celulítico
  • Eliminar la retención de líquidos
  • Mejorar la circulación
  • Eliminar toxinas
  • Ayudar a la modelación
  • Recuperación para casos de distrofias y atrofias musculares

Así que ya sabés: si notás algo que no te resulta agradable a la vista, vale la pena considerar este tratamiento que tiene un costo accesible.

Asesoría en tratamientos estéticos

 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Post anterior Próximo post

También podría gustarte