CUIDAR EL CUERPO

¿Sirve la depilación con azúcar?

Sirve la depilación con azúcar

Desde la antigüedad, las mujeres buscan eliminar el vello del rostro y cuerpo para verse más bellas. La depilación con azúcar es un método que existe desde el Antiguo Egipto. Si querés saber de qué se trata y si realmente sirve, continúa tu lectura.

Al igual que la depilación con cera, este método ayuda a retrasar la aparición de nuevos vellos ya que los quita de raíz y es más económico porque se realiza con ingredientes que se suelen tener en el hogar.

¿Cómo se prepara la pasta de azúcar?

Sólo se necesitan 2 tazas de azúcar, ¼ de taza de jugo de limón y ¼ de taza de agua. Se deben colocar todos los ingredientes en pequeña cacerola a fuego suave y  esperar que todos se unan revolviendo constantemente.

Lo ideal, es medir la temperatura con un termómetro  para que cuando llegue a los 120º C puedas retirar la mezcla del fuego y dejar que tome temperatura ambiente para evitar quemaduras en la piel.

¿Cómo se aplica el método?

Se debe esparcir con una espátula o varilla un poco de pasta de azúcar en la zona a depilar y cuando se enfríe, con la ayuda de una tira de tela de algodón, retirarla en el sentido opuesto al crecimiento del pelo. Al igual que con la cera convencional, esto se debe hacer lo más rápido posible para que no cause mucho dolor.

¿Se pude reutilizar la mezcla?

La mezcla se puede volver a utilizar en un futuro, si se conserva en un lugar fresco y seco. Se debe recalentar en un microondas.

¿Qué ventajas y desventajas tiene?

La principal ventaja es que menos dinero conseguiremos los mismo resultados que con la cera común, sin contener sustancias artificiales. Además, ayuda a eliminar las celulares muertas presentes en la piel.

Sin embargo, aunque se pueda utilizar en cualquier zona del cuerpo, no brinda soluciones permanentes ya que al cabo de 3 o 4 semanas el vello vuelve a crecer. El único método que lo hace es la depilación láser.

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte