CUIDAR EL CUERPO

¿Es posible prevenir las varices y arañitas?

prevenir las varices y arañitas

Es verano. Hace calor. Es la época perfecta para mostrar tus piernas, pero no lo hacés.  No querés que se vean tus varices y tus arañitas. No te preocupes, no estás sola. Un 30% de las mujeres sufren del mismo problema.

Pero, ¿Qué son exactamente las varices y las arañitas? En líneas generales, son dilataciones de vasos capilares que se localizan debajo de la piel. Generalmente, no tienen importancia médica, pero son a menudo, un problema estético bastante recurrente entre las mujeres de todas las edades.

Comienzan a formarse en la adolescencia, y si se tiene una vida sedentaria, es probable que empeoren. Pueden surgir de la cintura para abajo, junto con varices, y en la zona del rostro.

Hay algunas formas sencillas de prevenir su aparición, especialmente en la cara, que suelen ser más complejantes, pero como una de las causas de su aparición es la tendencia genética, puede ser muy complicado. Por eso, vamos a contarte sobre algunos tratamientos que te ayudan a tratarlas una vez que surgieron.

Mesoterapia

Este tratamiento, que consiste en inyectar a nivel superficial (no más de 4 mm) sustancias que disuelven la grasa corporal, tiene una alta tasa de efectividad en tratamientos locales de trastornos de la circulación venosa y linfática, o sea, varices y arañitas e incluso celulitis.

La ventaja de este tratamientos es que es indoloro, y que en pocas sesiones vas a poder ver los primeros resultados.

Láser Transdérmico

Aunque suene muy grandilocuente, este método es muy sencillo y seguro para tratar varices y arañitas. El sistema está basado en un proceso llamado fotocoagulación selectiva, que consiste en la utilización de una luz concentrada generada por un láser, que afecta la hemoglobina dentro de las venas y las coagula, sin afectar los tejidos circundantes.

El láser transdérmico tiene grandes ventajas. Sólo son necesarias entre 4 o 5 sesiones de media hora para obtener un resultado completo. Además, se puede realizar durante todo el año y en todos los tipos de piel, incluyendo la bronceada.

Recordá que para someterte a cualquiera de estos tratamientos, tenés que consultar con un profesional calificado, que te va a aconsejar sobre el número de sesiones necesarias y su intensidad.

Te invitamos a seguir leyendo nuestro blog y a que nos mandes cualquier consulta que tengas. No esperes más. ¡Decile chau a tus varices y arañitas y disfrutá de tu piel!

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte