CUIDAR EL CUERPO

Cómo curar la piel irritada por depilación

piel irritada por depilación

Si te depilas con moderada frecuencia, posees una piel sensible o vas a iniciar este tipo de tratamiento y deseas prevenir, este artículo te servirá de gran apoyo. A continuación, te citaremos algunos consejos sobre cómo curar la piel irritada por depilación. 

Existe una variedad de técnicas destinadas a la remoción del vello, entre ellas la depilación con láser o cera caliente. Este tratamiento ayuda a mantener una apariencia más higiénica y suave en determinadas zonas del cuerpo, pero también tiene sus efectos no deseados como la irritación.

Lavar con agua de manzanilla

La flor de manzanilla es, por excelencia, el antiinflamatorio natural más utilizado. Esta planta posee grandes ventajas como su facilidad para conseguirse, precio económico, agradable olor, calma los ardores e irritaciones y es aplicable a cualquier tipo de piel.

Para aliviar la irritación después de la depilación, basta con lavar la zona tratada con abundante agua de manzanilla. Para ello, necesitarás:

  • 1 vaso con agua.
  • 1 bolsita de té de manzanilla (o 5 tallos de esta flor).
  • Discos o motas de algodón (puede servir un pañuelo).

Preparación:

  • Hierve agua junto con la bolsa de té en una olla pequeña.
  • Deja enfriar y luego mete a la refrigeradora por unas pocas horas.
  • Cuando se haya enfriado el té, servir la cantidad deseada en un recipiente.
  • Humedecer el algodón o pañuelo y aplicar en el área depilada.
  • Repetir dos veces al día durante tres a cinco días, dependiendo del grado de irritación.

piel irritada

Aplicar Gel de Aloe Vera

La sábila (Aloe Vera) coadyuva en el proceso de desinflamación y ardor después de la depilación. Esto se debe a que contiene una sustancia llamada lignina, que favorece la regeneración celular debido a que penetra en las capas más profundas de la piel.

En caso de no tener a tu alcance una penca de sábila, puedes emplear también gel de Aloe Vera. Sólo aplica una fina capa en el área irritada tres veces al día. Al momento de adquirirla, verifica que no contenga alcohol en su composición.

Usar cremas antiinflamatorias de grado medicinal

Si existen otras afecciones de la piel después de una sesión depilatoria, lo usual es aplicar una crema antiinflamatoria, que contenga hidrocortisona. A tal efecto, se recomienda la prescripción de este producto por un médico dermatólogo.

Usar prendas de vestir holgadas

Para que la piel pueda transpirar, es recomendable emplear ropa cómoda, como por ejemplo las fabricadas en algodón. Esto aliviará un poco el malestar y evitarás el roce con el área afectada.

Aplicar mascarillas naturales

Tienes todo un abanico de alternativas a seleccionar para mantener la epidermis hidratada y reluciente. Las mascarillas naturales más comunes son:

  • pepino y miel
  • clara de huevo
  • leche y almendras
  • banana
  • yogurt y aguacate triturado.

Emplear aceites esenciales

Cuando combinas diferentes aceites esenciales, crearás una poderosa mezcla refrescante para calmar el enrojecimiento después de tal evento traumático.

Hay muchas opciones, entre las principales: aceite de menta, coco, caléndula, semilla de uva, mandarina, lavanda; todas con el fin de prevenir más irritaciones o encarnaciones del vello.

Cero maquillaje

Si te has depilado zonas muy sensibles de la cara como las cejas o encima del labio superior, notarás que no es conveniente aplicar maquillaje para disimular la irritación; por el contrario, esto la aumentaría.

Conclusión

Como es sabido por todos, la remoción del vello desde la raíz deja una piel tersa durante unas cuatro semanas, pero durante los primeros días es normal que se note la aparición de ciertas afecciones como diminutas erupciones, enrojecimiento de la piel o inflamación de los folículos capilares (foliculitis).

Para que la piel pueda sanar rápidamente, hay algunas cosas que son imprescindibles poner en práctica como:

  • Si hay restos de vello encarnado, procurar de no tocar o exprimir la infección con las manos o instrumentos no desinfectados.
  • Al bañarse, hacerlo con agua tibia y usar jabón con pH neutro.
  • El uso de aceites esenciales y mascarillas crea un efecto humectante y además, mantiene la piel libre de impurezas.
  • El gel de Aloe Vera posee propiedades cicatrizantes y ayudará a una acelerada mejoría de la zona afectada.
 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Post anterior Próximo post

También podría gustarte