CUIDAR EL CUERPO

¿A cuántas lipoesculturas se puede someter una persona?

cuántas lipoesculturas se puede someter una persona

Las lipoesculturas parecen mágicas. Pero no lo son, y menos si estás pensando en realizarte varias. Descubri cuantas lipoesculturas se puede hacer una persona (sin sufrir demasiado en el intento) y si hay alternativas no quirúrgicas.

Antes de continuar, es muy importante diferenciar liposucción de lipoescultura. Aunque parezcan lo mismo, no lo son. Las liposucciones se realizan en zonas altamente localizadas, mientras que las lipoesculturas abarcan casi todo el cuerpo, para, como lo indica su nombre, “esculpir sus contornos”.

Ni la liposucción o la lipoescultura funcionan si no se complementan con actividad física y una dieta saludable. Como lo remarcan los expertos, no son operaciones para “bajar de peso”, se realizan para “modelar el cuerpo”.

¿En qué consiste una lipoescultura?

Una lipoescultura realizada por un profesional, según la doctora Marianela Arce, consiste en  “colocar de manera intravenosa una cánula de 3 o 4 milímetros de diámetro con agujeros en la punta que sirve para retirar la grasa.

Previamente se coloca solución anestésica fisiológica (suero) muy diluida en toda la zona. Se lo aplica para rellenar justamente esa zona con agua y luego retirar la grasa más fácil”. ¿Suena sencillo, no?

¿Cuántas lipoesculturas se puede hacer una persona?

Pero qué pasa cuando una persona ya se sometió a esta cirugía y quiere hacerse otra, ya sea para seguir perdiendo grasa, o porque no obtuvo los resultados que quería en el primer intento. ¿Es posible? ¿Cuántas lipoesculturas se puede hacer una persona?¿Qué dicen los especialistas?

Los médicos no aconsejan hacerse más de una lipoescultura, no porque esté contraindicado, sino porque, si el paciente no supo mantener los resultados en el primer intento, es poco probable que lo logre en el segundo. No debe crearse una dependencia de este procedimiento para bajar de peso.

Además, en un segundo intento, los resultados pierden efectividad. No hablemos de un tercer o cuarto intento. La doctora Arce lo explica muy claramente. “Como ya hubo una operación previa, ya se aspiró la grasa y la piel y su elasticidad ya se retrajeron. En un segundo intento, lo que se extrae es mucho menor y lo que se va a lograr -desde el punto de vista del contorno- no va a ser tan óptimo como la primera vez”.

Lo que sí recomiendan los médicos, es combinar la lipoescultura con sesiones de ultracavitación, un tratamiento de terapia de vacío revolucionario, y para nada invasivo, que es conocido como la “liposucción sin cirugía”.

¡Te invitamos a informarte sobre este tratamiento, y sus ventajas sobre la lipoescultura tradicional! ¡Podés empezar hoy con tus sesiones, no te vas a arrepentir!

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte