CUIDAR EL CUERPO

Cómo tratar la piel mixta de la cara con tratamientos estéticos

tratar la piel mixta de la cara

El problema que presentan muchas chicas a la hora de cuidar su cutis, es que no saben distinguir que tipo de piel tienen. Si sospechas que este es tu caso, continúa leyendo para que aprendas cómo tratar la piel mixta de la cara con tratamientos estéticos.

La confusión de la piel mixta

Esta  confusión es muy frecuente  cuando se trata de piel  mixta, ya que una parte del rostro parece muy grasosa, por general es el área  del mentón y la zona T que cubre la frente y nariz, pero por otra parte se ven secos el  contorno de los ojos, mejillas  y cuello.

Así que no te frustres si este es tu caso, solo tienes que buscar el producto que te permita cuidar todo tu rostro cumpliendo con las necesidades de hidratación y producción de sebo y por supuesto no dejar de un lado la limpieza.

Limpia tu rostro al menos dos veces al día

Sea cual sea tu tipo de cutis, todos los días debes limpiarlo de la manera adecuada, si eres de piel mixta esta rutina debe realizarse al menos dos veces, una en la mañana al levantarte y la otra antes de acostarte para eliminar todos los agentes extraños que pueden adherirse a la piel causando impurezas.

Igualmente es importante retirar todo el  que el maquillaje. Toma en cuenta la siguiente rutina para lograr ese balance perfecto en tu piel:

1. Utiliza un exfoliante suave pero efectivo

Con la utilización de un exfoliante podrás quitar todas las impurezas de la piel incluyendo el maquillaje, al mismo tiempo que retiras las células muertas, pero si no quieres sufrir de vejes prematura lo mejor será que busques uno tan suave que puedas usarlo todos los días sin complicación alguna

Los mejores son hechos a base de frutas y demás productos naturales como albaricoques. Es muy importante que apliques este producto por toda la piel, menos en el contorno de los ojos.

2. Aplica un gel limpiador

El segundo paso de limpieza es la aplicación de un gel jabonoso que llevará a cabo la difícil tarea de penetrar en las áreas más profundas del cutis, dejándolo limpio y terso al mismo tiempo que lo refresca evitando la aparición de los feos granos que tanto te aterran.

3. No olvides el tónico

Una vez se encuentre bien limpio el cutis no olvides aplicar un tónico que permitirá reducir el tamaño de los poros, aminorando  cualquier pequeño maltrato que se encuentre presente en tu piel, ya sea por la limpieza previamente hecha o por los agentes externos, pero especialmente frenará el envejecimiento prematuro brindando la hidratación adecuada.

4. Finaliza con una crema hidratante para cutis mixto

Para finalizar esparce por toda la cara tu crema favorita especial para cutis mixto, de ese modo terminarás de preparar tu piel para resistir una nueva jornada.

El problema no solo es del cutis

Aunque la mayoría de las chicas solo se enfocan en el rostro, la verdad es que la piel mixta se puede presentar en distintas partes del cuerpo, como por ejemplo piel grasa en la espalda, pero otras zonas como los codos, rodillas y piernas suelen verse secas. De allí la necesidad de buscar el equilibrio del pH para que todo el órgano en general pueda verse radiante y limpio.

Conclusión

El problema con este tipo de pieles es que en la zona grasosa suelen verse los poros más abiertos  y la piel más gruesa, causando ciertas irregularidades como las terribles espinillas, además de un notable  exceso de secreción  sebácea. Mientras que en la parte seca la protección natural puede ser tan insuficiente que puedes llegar a descamarte en los fríos días de invierno.

Por eso es importante utilizar el producto correcto que puede ser recomendado por tu dermatólogo o centro de estética profesional.

 
Post anterior Próximo post

También podría gustarte