CUIDAR EL CUERPO

6 pasos para tener una piel sana y suave que no pueden fallar

como tener una piel sana

Seguramente deseás tener una piel tersa, radiante, pero sin grandes gastos ni complicados e interminables rituales de belleza. Acá no existen misterios ni secretos, sólo es necesario que tengas un poco de conducta, perseverancia y que manejes estos tips que te vamos a dar a continuación.

1. Lavado facial

Al levantarte por la mañana tenés que realizar un lavado facial con una espuma o gel facial suave, no jabonoso con agua fría o levemente tibia y secar suavemente.

Además, cada 7 días, aparte de la higiene facial conviene hacerse una exfoliación de rostro, cuello y manos. En este sentido, te recomendamos el tratamiento de shock de hidratación

2. Hidratación diurna de la piel en general

El uso de un excelente producto hidratante es básico para tener una piel sana y suave. Dentro de los mejores y  más populares en este último tiempo se encuentra el gel o crema con ácido hialurónico. Por otro lado, no olvides aplicarlo a tu cuello ya que debés de considerarlo una prolongación del rostro.

3. Aplicar un serum o crema para contorno de ojos

Esta es una zona especialmente frágil, sensible y delgada del rostro en comparación con otras.  Por eso, es suficiente que apliques unas gotas muy suavemente con movimientos circulares hasta su total absorción.

4. Demaquillado y limpieza nocturna para tener una piel sana 

Cuando llega la noche, lo primero que tenés que hacer es deshacerte del maquillaje ya que puede obstruir tus poros y volverse contraproducente, provocando granitos y puntos negros.

Por otro lado, para la zona de los párpados y las pestañas, que es más difícil de remover, es aconsejable el uso de demaquillantes bifásicos que debés mezclar enérgicamente antes de usar. En este caso, lo podés aplicar sobre un algodón o un papel tisú.

En el resto del rostro podés utilizar una emulsión o leche de limpieza, aplicada con suaves movimientos circulares y retirada con papel tisú. Por último,  hay que lavar el rostro, para no dejar restos grasos.

5. Nutrir la piel con el uso de cremas

En la noche se usan cremas distintas a las del día. Habitualmente son más densas y nutritivas, aparte, muchas de ellas son sensibles a la luz del día o pueden ocasionar algún grado de pigmentación de ser usadas en el día.

Los compuestos que habitualmente se utilizan en las cremas de noche son las vitaminas C y E, excelentes para tener una piel sana y fuerte.

6. Dormir y relajarse

El último consejo que te damos es que, al terminar el día, regeneres la piel con un profundo y reparador sueño.

Si sigues estos sencillos pasos, mejorarás tu piel ostensiblemente y te sentirás mucho mejor con tu cuerpo. ¡Animate a comenzar! 

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte