CUIDAR EL CUERPO

Descubrí cómo hacer para que tu piel no sea grasosa

cómo hacer para que tu piel no sea grasosa

Seguramente tenés una amiga que tiene un cutis hermoso, y no se lo cuida ni un poco. Mientras tanto, vos probás todos los tratamientos que salen al mercado para controlar tu piel grasa. ¡Dejá de preocuparte! Vamos a contarte todo lo que tenés que saber de este tipo de piel para que deje de ser un problema.

Pero, ¿en qué consiste exactamente la piel grasa? El cutis graso se caracteriza por un exceso de sebo, que se traduce en la famosa piel brillante, con los poros de la piel agrandados y la presencia de espinillas y puntos negros.

La piel grasa suele darse con más frecuencia durante la adolescencia, por el aumento de la actividad glandular general, pero existen también hábitos que favorecen el exceso de sebo en el cutis.

¡Pero no todo son malas noticias! La piel grasa envejece más lentamente y se arruga mucho menos.

Causas de la piel grasa

Identificar a la piel grasa es muy sencillo, pero, ¿por qué aparece en primer lugar?

  • Herencia genética. Si tus padres o abuelos tenían piel grasa, es muy probable que vos también la tengas.
  • Mala alimentación. Una dieta poco saludable influye en la producción de sebo. Especialmente aquellos que consumen muchas carnes o embutidos.
  • Trastornos hormonales. La producción de sebo depende mucho de las hormonas, y una cutis muy grasa puede ser síntoma de un trastorno hormonal subyacente. ¡Consulta a tu médico!
  • Aunque no lo creas, el estilo de vida agitado que llevamos puede cambiar nuestro cuerpo, y con él, nuestra piel.

¿Cómo combatir la piel grasa?

Cuidar de una piel grasa puede ser más complicado que cuidar de una piel normal. Tenés que tener una rutina de limpieza diaria y realizarla tanto de día como de noche. Cada tanto, para reforzar esta rutina, podés realizar alguno de estos tratamientos muy sencillos.

Shock de hidratación

Que la piel esté grasa no quiere decir que esté hidratada, por eso, te recomendamos someterte a este tratamiento al menos una vez cada dos meses.

Consiste en la aplicación de una mascarilla con sustancias naturales que te dejarán la piel tersa, suave y, aunque no lo creas, menos grasosa. Especialmente en la zona T.

Microdermoabrasión

La microdermoabrasión no es otra cosa que una exfoliación recargada, que viene muy bien para tratar la piel grasa. Consiste en pasar un cepillo de alambre o rueda diamante para eliminar capas de piel. Esto hace que crezca una nueva piel sana y uniforme, mucho menos grasa y con los poros más pequeños.

Te invitamos a seguir leyendo nuestro blog para saber todo lo que necesitás sobre estos tratamientos. ¡Empezalos hoy mismo para despedirte de la piel grasa!

Asesoría en tratamientos estéticos

 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Post anterior Próximo post

También podría gustarte