CUIDAR EL CUERPO

3 formas efectivas para saber cómo adelgazar los brazos

cómo adelgazar los brazos

El aspecto de los brazos muchas veces es sumamente importante para las personas. Enterate cómo mejorarlo.

El paso del tiempo, en muchas ocasiones, va causando pequeñas modificaciones en el cuerpo del ser humano. Y una de las preocupaciones típicas de las personas es la vinculada con la aparición del famoso y popular “salero” de los brazos. Sin embargo, existen maneras de prevenirlo o hacerlo desaparecer.

Según indican algunos especialistas, es debido a que las fibras de colágeno y elastina se degradan. Esta flacidez suele aparecer, generalmente, después de los 30 años, pero, en algunos casos, puede ocurrir antes debido a la falta de cuidado corporal o la escasez de actividad física.

Mucha gente recién se da cuenta de esto una vez que ya es bastante notorio el inconveniente estético que les resulta molesto a la vista. Pero no te acomplejes porque existen algunas soluciones para bajar de peso sin que te cuelgue la piel o poder hacer desaparecerla si ya está presente.

1. Ejercicio

Al realizar actividad física, podés lograr aumentar la masa muscular y tonificarla para no seguir teniendo esta flacidez. Para evitar cualquier otra complicación secundaria, se debe estar atento a entrar en calor antes de cualquier ejercicio a efectuar.

2. Alimentación

Una buena dieta rica en nutrientes y con una importante hidratación (mínimo 2 litros por día) podrían ayudar a mejorar el aspecto corporal. En este contexto, se recomiendan algunos alimentos para combatir este problema como el pescado, las frutas cítricas, avellanas, almendras, legumbres y carnes rojas y blancas.

3. Tratamientos estéticos

Asimismo, existen algunos métodos que ayudan al drenaje linfático. Los mismos, que se aconseja que sean realizados por profesionales de centros estéticos, ya han sido mencionados en notas artículos y son los siguientes:

  • Radiofrecuencia: genera la formación de colágeno y aporta firmeza a la zona.
  • Electrodos: es un procedimiento a través de pequeños aparatos que transmiten ondas eléctricas y provocan movimientos involuntarios en los músculos del brazo. No requiere ningún tipo de esfuerzo físico, debido a que sólo debés mantenerte recostado en una camilla.
  • Ultracavitación: es un tratamiento localizado con el objetivo de adelgazar sin cirugía. Son un tipo de ondas ultrasónicas que atacan de forma selectiva a las células que contienen la grasa y los adipositos.

¡No te preocupes más! Ya sea con una, o aún mejor con la combinación de estas opciones, podés recuperar el buen aspecto de tus brazos.

Asesoría en tratamientos estéticos

Post anterior Próximo post

También podría gustarte