CUIDAR EL CUERPO

Cómo aplicar la mascarilla negra en la cara

mascarilla negra

Si en los últimos meses te has topado con la avalancha de anuncios en redes sociales sobre una famosa mascarilla negra que remueve las impurezas del rostro, entonces ya estás enterada de la fama viral que ha alcanzado.Por más que uno vea hasta el cansancio videos editados o incompletos sobre su uso, siempre surgirán las dudas como ¿qué tanto dolerá? ¿funcionará de verdad?

Para aclarar las principales interrogantes sobre su uso, en esta publicación describiremos paso a paso cómo aplicar la mascarilla negra y deshacerte de esos desagradables puntos negros.

Paso 1: Ten a la mano un pincel de maquillaje

Al revelar el contenido de la mascarilla, notarás que es una sustancia negra y pegajosa; si no quieres lidiar con el líquido sobre tus manos, emplea mejor un pincel de maquillaje para abarcar hasta las zonas más difíciles del rostro. Lo ventajoso de esta sustancia es que puede removerse fácilmente del pincel con agua y jabón.

Paso 2. Preparar el rostro

Si posees un vaporizador facial, este te facilitará que los poros se dilaten. Cuando los poros estén abiertos, los ingredientes de la máscara penetrarán en toda la piel y actuarán adhiriéndose a la superficie.

Si no dispones del vaporizador, hierve agua en una olla y al terminar colócala en una mesa. Cubre tu cabeza con un paño y permite que el vapor invada toda tu cara por varios minutos.

Paso 3. Aplica cuidadosamente en el rostro

El líquido negro tiende a secarse con bastante rapidez y debes apresurarte en distribuirlo uniformemente por toda la cara.

Si te descuidas, no lograrás la cobertura deseada y por ende, al momento de retirar habrán zonas sin remover las impurezas. Recuerda no repasar; con solo una aplicación bastará, ya que se endurecerá como una película gruesa.

Paso 4. Toma el tiempo de secado

Cierra tus ojos, relájate y siéntete a la expectativa. Algunos marcas sugieren que el tiempo de aplicación debe ser entre 20 y 30 minutos. Para ello, ten cerca un cronómetro (el de tu celular, por ejemplo).

Sin tocar con tus dedos, notarás la sensación espesa de la mascarilla. Si por curiosidad la despegas antes del tiempo establecido, arruinarás el trabajo y no tendrás derecho a lamentos.

Paso 5. Hora de remover la mascarilla

Respira hondo. Posiblemente experimentes un dolor insoportable y es natural, ya que estás arrancando desde la raíz toda la suciedad acumulada en el interior de los poros durante días. Procura jalar la mascarilla lo más rápido que puedas, eso sí, con sumo cuidado, en especial el área de los ojos por tratarse de una piel delicada.

Paso 6. Aplicar un poco de tónico o gel de sábila (opcional)

Si eres de piel muy sensible o tiendes a sufrir de otras afecciones en el rostro, es probable que debas omitir todos los pasos (incluyendo la adquisición del producto). Después de arrancarte la máscara, tu cara puede que llegue a estar tan roja como un tomate.

En algunos casos sentirás hormigueo durante una media hora o menos. Si deseas refrescar tu piel un poco, aplica tónico con motas de algodón o también gel de sábila.

¿Qué hacer después del tratamiento?

Si recientemente usaste la mascarilla negra y te sientes muy preocupada al ver todos esos poros abiertos, quédate tranquila. La buena noticia es que tu piel no estará arruinada para siempre. Al cabo de un mes aproximadamente, se regenerarán tanto las células de la capa externa de la piel como las grasas naturales y cualquier vello también.

Conclusión

A pesar de que nuestra piel nos proporciona protección, la epidermis es suave y frágil y debe tratarse con respeto. Si presentas afecciones como acné y espinillas, es porque algo no anda bien en tu organismo.

Aunque en esta publicación te hayas enterado paso a paso cómo colocar la mascarilla de peeling negra, lo recomendable es que previamente visites un dermatólogo o cosmiatra para analizar el grado de acné o espinillas que presentes.

Recuerda que el acné es una bacteria y, explotar las protuberancias circundantes sin el debido cuidado, la extenderá por todo el rostro.

 

Sin comentarios

Deja una respuesta

Post anterior Próximo post

También podría gustarte