TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Tips para mantenerte en forma en el invierno!


Con el frío, algunos hábitos alimenticios se modifican y las ganas de ir al gimnasio o de salir a correr se evaporan. Sin embargo el invierno es el momento ideal para ponerte en forma y llegar hecha una diosa al verano por haber hecho a tiempo todos los tratamientos que requieren de varias sesiones como la depilación definitiva, peeling, radiofrecuencia y mesoterapia. Cualquier tratamiento de mesoterapia, peeling, radiofrecuencia y ultracavitación deben ir acompañados de una dieta sana que te ayude a adelgazar: no engordar en invierno es posible. En primer lugar, es importante comprender que si mantenemos un buen estado físico durante el invierno y trabajamos nuestra estética a tiempo, no tendremos que apurarnos a adelgazar y vernos lindas en verano.

TRATAMIENTOS IDEALES PARA EL INVIERNO: Depilación definitiva, Peeling, Mesoterapia, Radiofrecuencia

 Durante el invierno no vestimos pantalones cortos, sino que nos ponemos abultadas camperas, calzas y cuando llega la primavera nos queremos matar porque toda la ropa cortita no nos entra. Si no trabajamos durante el invierno y aprovechamos que andamos tapadas  para realizar una depilacion definitiva, para ocultar y combatir la piel de naranja y celulitis con la ultracavitación, o eliminar aquellas arruguitas que nos saludan cada mañana con el peeling veremos que cuando nos sorprenda la primavera ya será muy tarde. No hay nada mas rídiculo que andar tapadas en primavera.  Asi que ahora es el momento de empezar con la depilación definitiva, peeling, mesoterapia, radiofrecuencia y ultracavitación.

DEPILACION DEFINITIVA EN INVIERNO:

La depilación definitiva es un proceso que necesita constancia, cada sesión de depilación definitiva debe realizarse  en espacios de 30 a 45 días y se necesitan entre 4 a 8 sesiones de depilacion definitiva para lograr una depilacion total.  Esto es así porque  no todos los pelos están siempre en el mismo ciclo y solamente la luz pulsada de la depilación definitiva logra destruir la papila dérmica cuando el pelo está en su etapa del crecimiento  llamada anágena. Entre sesión y sesión de depilación definitiva debemos esperar y por eso el invierno es un momento ideal para iniciar un tratamiento de depilación definitiva.

RADIOFRECUENCIA EN INVIERNO:

 La  radiofrecuencia para lograr óptimos resultados requiere al menos de  3 y 8 sesiones según cada caso y las zonas a tratar. Esto es así porque entre cada sesión de radiofrecuencia hay que dejar que la piel y el tejido subcutáneo forme nuevo colágeno de manera que el conjunto adquiera firmeza gracias a la reorganización de los septos fibrosos y engrosamiento dérmico suprayacente. Por lo tanto el invierno que es cuando más tapadas andamos es el mejor momento para que la piel se recupere y el tratamiento de radiofrecuencia logre su máxima eficiencia.

PEELING EN INVIERNO:

El peeling es ideal realizarlo en invierno ya que la piel no está expuesta al sol y permite su mejor recuperación. El Peeling requiere generalmente como mínimo  4 sesiones que por lo geenral van espaciadas cada 7 días. Por lo tanto la mejor época para realizar un tratamiento de peeling es en el invierno cuando el sol no es un riesgo.

MESOTERAPIA EN INVIERNO:

La  mesoterapia es ideal para aplicar en invierno a que recuoera la piel del castigo del verano.  Con el tratamiento de mesoterapia se consigue una piel tersa y muy luminosa . La mesoterapia es un tratamiento indoloro en base a la aplicación de ácido hialurónico y vitaminas mediante inyecciones en las zonas a tratar con una aguja super fina. Si aplicamos la mesoterapia en invierno lograremos que la piel se prepare en profundidad y esté perfecta para la primavera y el verano ya que se necesitan como mínimo de 2 a 5 sesiones.

 

LA ALIMENTACION Y UNA BUENA DIETA SON LA CLAVE PARA ACOMPAÑAR ESTOS TRATAMIENTOS:

Debemos recordar que las verduras existen y, a pesar de que las ensaladas frías se alejan de la mesa, ésta no es la única forma de incorporarlas a la dieta. Podemos preparar verduras asadas, al vapor, en budines, soufflés o ensaladas calientes con verduras grilladas.

También es de utilidad volver a la sopa, una preparación de gran volumen y que no aporta muchas calorías, sino más bien agua, sobre todo si se elabora a base de verduras. Utilizar la sopa como primer plato y beberla antes de comer reduce el apetito y permite disminuir las calorías ingeridas en el resto de la comida.

Las pastas y las legumbres suelen reaparecer en la dieta y es importante derribar mitos y dejar de temerles. Lo único que debemos hacer es controlar las porciones que ingerimos e intentar acompañar estos alimentos con hortalizas. Por ejemplo, podemos preparar una pasta con brócoli y unas legumbres con calabaza y zanahoria. Además, recurrir a salsas naturales, elaboradas a base de tomate, caldos o espinacas… Son una buena estrategia para reducir calorías, así como reemplazar la crema de leche por salsa blanca o queso crema.

En cuanto a las frutas, nada mejor que prepararlas en compotas o asadas. Tomar conciencia de que las frutas y verduras de temporada son las que proveen los nutrientes necesarios para prevenir enfermedades como la gripe u otras específicas del invierno.

Reemplazar los lácteos enteros por descremados, las carnes grasas por las más magras y el azúcar por edulcorante son otros de los recursos que no debemos olvidar.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte