TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Sacate años de encima!

A medida que envejecemos la cara muestra los efectos de la gravedad, la exposición al Sol, los movimientos faciales tales como sonreír o fruncir el entrecejo y la atrofia de los tejidos.

Los tejidos que están por debajo de la piel y la mantienen, comienzan a perder turgencia y elasticidad, produciendo pequeñas arrugas como las patas de gallo o acentuación de líneas de expresión como las líneas del entrecejo, arrugas en la frente, etc.

Rellenar estas arrugas puede devolver temporalmente el aspecto juvenil a una cara. Al inyectar diversos materiales “debajo” de una arruga, pliegue, surco o zona deprimida, esta se levanta quedando la piel en una situación igual o próxima a la que tenía años antes.

Los rellenos faciales son procedimientos útiles para mejorar surcos faciales profundos (entre la nariz y la boca o entre la boca y la barbilla), arrugas profundas (arrugas horizontales en la frente), arrugas superficiales (patas de gallo)  o mejillas hundidas.

También pueden mejorar el aspecto de unos labios excesivamente finos. Normalmente no son muy útiles para rellenar las arrugas del labio superior (arrugas del fumador).

Es muy importante que consulte cualquier duda que tenga y que siga todas las indicaciones que se le den para conseguir el resultado más gratificante para Ud.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte