TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Sabías que…?

• El proceso de depilación definitiva se realiza aplicando en la zona a tratar un rayo de luz intenso que posee una longitud de onda que es absorbida por la melanina del vello hasta que se destruye el folículo piloso. Esto hace que el vello crezca mucho más lento y débil hasta que desaparece por completo.
• La depilación definitiva es la mejor solución que existe no solo al problema de los vellos molestos en piernas y axilas sino también en todas las áreas del cuerpo.
• La depilación definitiva puede aplicarse a zonas como el bozo o la pelvis sin ningún tipo de riesgo.
• La depilación definitiva también sirve para solucionar el problema de la foliculitis (pelos encarnados), ya que el pulso de luz que se emite para debilitar el vello estimula la producción de colágeno y elastina curando la piel y rejuveneciéndola.
• Es completamente indolora.
• No deja marcas en la piel.
• No requiere anestesia.
• La depilación definitiva es un proceso que dura varias sesiones, dependiendo del color de piel y del vello de la paciente.
• Se requieren generalmente ocho sesiones para lograr un resultado completo.
• Las sesiones de depilación definitiva deben estar espaciadas entre 30 y 45 días entre sí, ya que es necesario que los vellos estén en la etapa de crecimiento para que sea efectiva.
• Para que el proceso funcione y el pulso de luz llegue hasta la raíz de vello, este debe tener un largo de 3 milímetros.
Otra que también es fundamental tener en cuenta antes de hacerse una depilación definitiva, es que este debe ser realizado por médicos. Siempre debe ser un profesional quien evalúe a la paciente y aplique el tratamiento.
Es fundamental que antes de realizar cualquier tipo de tratamiento estemos informadas, por ello, antes que realizarte la depilación definitiva, asegurate que todas tus la dudas sean respondidas por el profesional que te va a atender.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte