TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Rejuvenece tu rostro al instante!

Problema:

Con el paso del tiempo todas las estructuras de la cara se van atrofiando. Esto tiene como consecuencia una caída progresiva de todos los tejidos cutáneos, que por efecto de la gravedad van acentuando los surcos en torno a la boca, en el borde de la mandíbula, en las mejillas, en el cuello. Por año se incrementan cada vez más esas arrugas en torno a las comisuras de la boca o en el surco que va entre la nariz y los labios. Lo que la estructura de la cara necesita es que se “recoloque” la piel en el lugar desde donde se ha desprendido. La cirugía del lifting es una buena alternativa, pero implica la intervención quirúrgica, con los riesgos que ello supone, y no tiene un coste bajo.

Solución:

Mediante la radiofrecuencia supone la aplicación de un campo eléctrico que calienta de forma controlada el fondo de la piel. Con este calor se estimula el crecimiento de las células de la dermis, la sustancia que fabrican, y se provoca la retracción suave de los tejidos haciendo que estos vuelvan progresivamente a su lugar de origen. Los resultados de la técnica son realmente sorprendentes para no ser una intervención quirúrgica y el procedimiento no requiere anestesia. Se suelen realizar 3 sesiones con un intervalo de 30 a 60 días entre éstas dependiendo de cada caso. Los efectos se van desarrollando a los meses que sigue el tratamiento y son acumulativos.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte