TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Reducí excesos de grasa y flacidez desde la primera sesión!

Desde la primera sesión de ultracavitación la persona notara la notable disminución de celulitis o excesos de grasa y flacidez. La ultracavitación consiste en el uso del ultrasonido a baja frecuencia de esta manera se rompan las paredes del tejido adiposo. Al implosionar, el adipocito se convierte en líquido que será eliminado de manera ágil por el organismo.

Para facilitar mucho más la eliminación de estas sustancias, la ultracavitación se complementa con un drenaje linfático. En caso de no realizarse drenaje linfático, la ultracavitación tiene el beneficio de que los líquidos resultantes se eliminan de forma natural por medio de la orina e incluso del sudor.

Los expertos recomiendan que después de cada sesión se consuma abundante agua (como mínimo dos litros en las dos horas siguientes a la sesión) para estimular la eliminación de forma natural y para que el tejido adiposo no se endurezca nuevamente. Al eliminar el exceso de grasa y trabajar la celulitis por medio de la reabsorción de los nódulos adiposos, el cuerpo comienza a tomar una apariencia más saludable, la obesidad, la flacidez y la molesta piel de naranja van desapareciendo con cada sesión.

La ultracavitación es un procedimiento profesional enfocado al área que el paciente realmente quiere reducir o mejorar. Esos kilitos de más o apariencias incomodas del cuerpo que no son fáciles de reparar ni con ejercicio en el gimnasio, ni con dietas estrictas o parciales tratamientos estéticos que no ofrecen tan buenos resultados.

Por otra parte, la ultracavitación al mismo tiempo que reduce la grasa y elimina la celulitis ayuda en otras áreas mucho más internas del organismo. Se estimula la elasticidad y el tono de los tejidos, se produce una desintoxicación de la piel, se mejora notablemente el tránsito intestinal y se benefician los procesos circulatorios.

Fuente: www.lne.es

Post anterior Próximo post

También podría gustarte