TODOS LOS ARTÍCULOS

Recetas caseras para tener un pecho erguido

Para lucir un buen escote hay que trabajárselo. Descubre las recetas de belleza naturales que puedes hacer en casa para tener un pecho tonificado, con los senos firmes.

¿Cuáles son las características de los senos?
Los senos son la parte más frágil de las mujeres. Están compuestos por glándulas mamarias, grasas, vasos sanguíneos y nervios sensoriales. Se sujetan gracias a la piel y a los músculos contiguos. Sin embargo, el paso del tiempo, el peso, las grasas, las dietas de repetición o los cambios hormonales van afeando su aspecto. Se hinchan o se deshinchan, a veces desmesuradamente, provocando que la piel se distienda hasta que se rompe, apareciendo las estrías. La capa epidérmica del busto sufre tensiones y distensiones, y los senos se envejecen.

¿Qué remedios tenemos que valorar?
>Usa un buen sujetador y llévalo a diario para mantener tu pecho en buen estado.
>Termina la ducha echándote agua fría sobre los senos, no a mucha presión que se podrían romper las fibras cutáneas. Hazlo con un movimiento de rotación de fuera a dentro, pasando de uno a otro siguiendo la forma de un “8”. El agua fría ejerce un efecto vasoconstrictor inmediato que estimula la microcirculación sanguínea, mejora los cambios celulares y reafirma visiblemente los tejidos.

Las buenas recetas naturales
>Para reafirmar la piel, haz una infusión con 30g de serpol, 30g de tomillo y 20g de romero. Deja que se enfríe, cuélalo y aplícatelo en loción sobre los senos. Déjalo reposar durante 10 – 15 minutos y aclárate con agua fría.

>Para hidratar y que se queden tersos, date masajes, siempre desde el exterior hacia el interior, bordeando el pezón, con aceite de aguacate, de argán o de jojoba. Puedes mezclarlo todo, a partes iguales (5cl de cada, por ejemplo). El aguacate es recomendable para las pieles delicadas ya que es regenerador, protector y rico en vitaminas. El argán frena el envejecimiento cutáneo gracias a que es rico en multivitaminas antioxidantes A, B, C, D, E y PP. La jojoba es hidratante y reestructurante y nutre la piel en profundidad.

¿Qué costumbres hay que adoptar?
Frente a un espejo, practica gimnasia de tonificación a diario. Acompáñala de algunos movimientos gimnásticos para evitar que tu cuerpo se relaje.
Pon el brazo en ángulo recto, por delante de ti, junta las manos, como si estuvieras rezando, saca los codos hacia fuera y aprieta las palmas. Repite 20 veces este movimiento.
En la misma posición, sube los brazos hacia la vertical y bájalos a la altura del pecho. Haz 10 repeticiones.
Recta, con los brazos estirados por detrás, a la altura de las caderas, súbelos ligeramente. Te tirará un poco en el pecho. Relaja a continuación. Repítelo 20 veces.

Fuente: enfemenino.com

Post anterior Próximo post

También podría gustarte