TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Por qué huevos y roscas?

En las Pascuas se recuerda el renacer del hombre a través de la resurrección de Jesucristo. Aunque a esta celebración se acostumbra a relacionarla más con los alimentos tradicionales, como los huevos o el conejo de chocolate y la rosca, que con la festividad religiosa.

¿Por qué huevos? La historia dice que antes que existiera la celebración los huevos eran utilizados en los ritos del final de invierno y la llegada de la primavera. Se usaban para conmemorar el renacer de la vida, los árboles y las flores. En Cuaresma la Iglesia Católica prohibía a sus fieles comer carne y huevos que se decoraban y consumían el día que se conmemora la resurrección de Jesús.

También el conejo es un símbolo de fertilidad y la utilización de su figura en las Pascuas surge en las culturas germánicas y, posteriormente, en las anglosajonas. La industria del chocolate lo volvió más comercial y masivo.

¿Y las roscas? Primero fueron simples panes leudados con los que se rendía culto a las cosechas o la llegada de la lluvia tras una larga sequía. También se agradecía por la generosidad de la tierra. Surgieron con características diferentes que se mantienen hasta hoy: algunos tienen especias, otras están rellenas o decoradas con frutas.

En la Argentina, además de los huevos y las roscas, los creyentes acostumbran a ayunar carnes rojas y comer pescados. Son típicas las empanadas de vigilia (principalmente de atún) y guisados con bacalao.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte