0810-345-DEPI (3374)
Google+

Depilación Definitiva y Centro de Estética

¡Lucí el escote sin complejo!

Te mostramos 6 reglas de oro:

1) Pasar un chorro de agua fría por el pecho al final de cada ducha. No es fácil, pero es lo mejor para mantener la piel tersa y tonificada y el pecho firme. Las más temerarias: pueden pasar cubitos de hielo (cubiertos con una tela fina y pasarlos por la piel en movimientos ascendentes). Evita los baños demasiado calientes que dejan la piel del pecho debilitada.

2) No comprimas el pecho. Es decir: no cruces los brazos contra el pecho, no duermas boca abajo, evita los push-up que oprimen y, sobre todo, lleva un sujetador de tu talla. Si al final del día tienes marcas en la piel, ¡eso quiere decir que es demasiado pequeño!

3) ¡Mantente recta! Sólo tienes que estar con los hombros hacia atrás: el pecho se realza algunos centímetros, la caja torácica se abre y se trabajan los músculos del busto.

4) No abuses de los deportes “agresivos” (atletismo, aerobic…) que castigan el pecho y dañan los tejidos. RECUERDA: cuando practiques deporte, siempre tienes que llevar un sujetador especialmente adaptado (los encontrarás en las tiendas de deporte). No es glamouroso, ¡pero sí indispensable!

5) Evita las exposiciones prolongadas o sin protección al sol. La consecuencia directa es que la piel se reseca, entonces la piel pierde elasticidad y… el pecho se cae.

6) Opta por una alimentación rica en proteínas, sobre todo si sigues alguna dieta. Es la mejor manera de nutrir el pectoral y los pequeños músculos subcutáneos, que “sujetan” el pecho. Si no, atención a la flacidez…

Fuente: www.enfemenino.com

No hay comentarios. Se la primera!.

Dejános tu comentario

Comentario