TODOS LOS ARTÍCULOS

Los beneficios de dormir bien

Dormir bien en verano multiplica los beneficios para el organismo, tanto a nivel interno como externo. ¿Quieres saber cuáles son los principales? ¡Toma nota!:

Cuando descansas el cuerpo elimina toxinas e impurezas de manera natural. Dormir sirve de reparador natural de la piel, y, durante el sueño, se liberan hormonas encargadas de reconstruir las células de los labios y los párpados. ¿Increíble, verdad?

Descansar bien produce una oxigenación mayor, lo que repercute en el estado de la piel, que luce más luminosa y saludable. Por la tarde es cuando la piel empieza a regenerarse, y llegada la noche es cuando las células alcanzan el punto máximo de actividad. Por ello, es fundamental aprovechar estas horas para ayudar a la piel en su regeneración. Dormir sirve para descansar la vista, lo que evita presentar bolsas o las antiestéticas ojeras.

La falta de sueño también repercute en el cabello. Cuando dormimos, nos relajamos, y esto puede frenar la caída si ésta es producida por el estrés. Durante la noche, se estimulan además las hormonas del crecimiento, lo que impulsa la aparición de nuevos cabellos. Además, dormir mal favorece la aparición de grasa en el pelo.

Dormir correctamente relaja los músculos, propiciando la circulación de la sangre. Esta actividad facilita el suministro de nutrientes a las células de la piel, propiciando que tenga un aspecto más saludable y evitando la retención de líquidos y la aparición de celulitis.

El mejor lugar para descansar…

Tanto en casa como en el lugar de vacaciones, la importancia del entorno a la hora de dormir es fundamental, y la cama es la pieza principal. Debe ser confortable, y tan grande como cada uno necesite. Por su parte, el colchón debe mantener la curva natural del cuerpo cuando se esté tumbado.

Además, las camas elaboradas con tejidos naturales como la seda, la lana de vellón o el lino favorecen la transpiración, ayudando a la eliminación de la humedad que se acumula durante el uso de la misma. Sobre todo, con el calor del verano.

¿Te das cuenta ahora de la importancia de dormir bien? ¡A descansar, buenas noches… y dulces sueños!

Fuente: www.mujerdeelite.com

Post anterior Próximo post

También podría gustarte