TODOS LOS ARTÍCULOS

La mejor fórmula para reducir volumen, eliminar celulitis y reafirmar tu piel

¿Necesitas perder volumen desde la primera sesión con una técnica revolucionaria, indolora y rápida? ¡Toma nota!

¿Qué es?

La cavitación es un método que se caracteriza por romper las estructuras de los depósitos grasos localizados, que debido a su carácter de almacenamiento, no son fáciles de eliminar.

Este método revolucionario consigue actuar sobre esas zonas, liberándolas de la grasa, por lo que también se le considera un reafimante muscular y moldeador del cuerpo que obtiene resultados en pocas sesiones. Provoca la destrucción de la célula adiposa para convertir la grasa en una sustancia líquida que será eliminada a través del sistema linfático y vías urinarias.

¿Cómo es?

No necesita anestesia.

Es indoloro.

No presenta ningún riesgo si está realizado por profesionales.

Es un sistema seguro, con un diagnóstico y un control previo.

Permite resultados visibles desde la primera sesión.

Ofrece un efecto llamativo y duradero a partir de las primeras sesiones.

Es un sistema que te permite reducir y eliminar la celulitis.

Los resultados se prolongan a lo largo del tiempo.

Duración

Normalmente las sesiones duran unos 35 minutos, aproximadamente dependiendo de la zona a tratar. En ese período de tiempo, el especialista se centrará en una sola área de trabajo, por lo que si queres reducir el volumen localizado… ¡esta es tu técnica!

El abdomen, los glúteos, la zona externa o interna de la pierna son algunas de las principales zonas que se tratan con el sistema de la cavitación con la que conseguirás, en cada sesión, una reducción de volumen de unos 2 centímetros hasta unos 6 centímetros.

¿Se puede perder volumen desde la primera sesión?

Esta es la pregunta que se suele plantear al pensar en la cavitación como fórmula para reducir grasa y volumen. La respuesta es sí. De hecho, aunque los efectos se notan en función de la zona a tratar, la verdad es que lo normal es perder dos centímetros en la primera sesión de cavitación. Para comprobarlo por vos misma, lo ideal es medirte antes y después… ¡y te darás cuenta!

Aunque los resultados inmediatos son increíbles, los reales y a largo plazo los notarás a partir de la quinta o sexta sesión, que te recomendamos, como mínimo, para que tu tratamiento sea efectivo. Muchas mujeres han llegado a perder desde 4 hasta 15 centímetros reales. Pero, además, al finalizar el proceso notarás la piel más lisa, tersa y… ¡la desaparición de la celulitis!

¿Cómo podes hacerla más efectiva?

  • Siguiendo una dieta hipocalórica. No caigas en excesos y seguí una alimentación sana.
  • Al menos, dos litros de agua antes y después de cada tratamiento. Te ayudará a tu organismo a eliminar la grasa.
  • Para complementarlo, realizate un drenaje linfático, tras la sesión de cavitación para mejorar y estimular el drenaje linfático.

Después de la sesión de cavitación es ideal hacer un esfuerzo por hacer ejercicio para deshacerte de esa grasa que ahora se ha quedado líquida en tu cuerpo, utilizar algún tipo de crema reductora y por supuesto, mantener una dieta saludable.

No existen los milagros: de eso sí tenes ser consciente porque aunque la cavitación es una alternativa a la liposución tenes que poner de tu parte para obtener resultados rápidos y duraderos.

Lo ideal es que te hagas la cavitación una vez por semana y que, en la medida de lo posible, sea siempre el mismo día.

Fuente:  www.mujerdeelite.com

Post anterior Próximo post

También podría gustarte