TODOS LOS ARTÍCULOS

Fiestas: ¿cómo nos recuperamos?

Sobre todo en estas fechas, y debido a muchos abusos en la alimentación, las toxinas se van acumulando en nuestro organismo y afectan los órganos vitales.
Es importante no perder de vista que nuestro cuerpo es un organismo que debemos cuidar y te ofrecemos algunos tips para que apuntes especialmente a lo mas importante.

¿Qué podemos hacer para estar mejor?

Continuamente nuestro cuerpo se intoxica ya sea a través de los alimentos consumidos, o por el aire que respiramos, como así también, con las sustancias internas de nuestro organismo (de la sangre y elementos de desecho eliminados por las bacterias de nuestros intestinos).

¿Cuáles serían las toxinas?

La cafeína (té, café, las bebidas gaseosas, etc.), las bebidas alcohólicas, azúcares refinados (azúcar común), todos los alimentos y preparaciones confeccionadas con azúcares y grasas, aditivos alimentarios, humo, pesticidas, sustancias químicas, etc. e intoxican nuestro organismo.

¿Qué síntomas producen?

Cuando el organismo va acumulando las sustancias tóxicas durante mucho tiempo, esto puede ocasionar:

• Inflamación.
• Fatiga y baja energía.
• Depresión y nerviosismo.
• Flatulencia, acidez y digestión lenta.
• Exceso de peso y ansiedad por comer.
• Alergia a ciertos tipos de alimentos.
• Dolores de cabeza frecuentes.
• Problemas al dormir.
• Mal aliento y sensación de sed.
• Resfríos a repetición con flemas.
• Constipación.
• Cansancio por el exceso de proteínas que origina por formación de sustancias tóxicas como urea, amoníaco.
• Problemas en la piel como erupciones, eccemas y resequedad.
• Enrojecimiento en los ojos y bolsas debajo de ellos.
• Caída del cabello. Hemorroides,

¿Qué deberíamos hacer para que nuestro organismo se limpie de toxinas?

• Tomar abundante agua para facilitar el desprendimiento de las toxinas a través de la orina. También infusiones naturales (te verde o manzanilla).
• Abundante cantidad de frutas y verduras (preferentemente las orgánicas).

Fundamentalmente:

Alcaucil: Diurético, combate la retención de líquidos, favorece la desintoxicación hepática.
Apio: Ayuda en la circulación sanguínea y es depurativo.
Elimina el ácido úrico y los residuos tóxicos, protege al riñón y la vejiga de la formación de cálculos.
Limpia las vías urinarias y contiene mucha fibra, útil para acelerar el tránsito intestinal.
Berros: Especialmente para el buen funcionamiento renal y hepático.
Es más eficaz consumirlo como jugo.
Cebolla: Fundamentalmente cruda.
Ejerce una función depurativa del hígado, vesícula, elimina líquidos, purifica la sangre.
Espárrago: Su fibra favorece el tránsito intestinal, equilibra los líquidos y los minerales en el organismo.
Contiene abundante potasio, (favorece la eliminación de toxinas acumuladas a través de la orina).
Perejil: Ayuda a la eliminación de líquidos, consumiéndolo crudo. Facilita la función renal eliminando las toxinas.
Durazno: Elimina los líquidos retenidos, estimulando la función eliminadora de los riñones y reduciendo el riesgo de infecciones urinarias.
Tiene un efecto laxante suave y purifica la vesícula biliar.
Limón: Antioxidante purifica la sangre eliminando las toxinas.
Es un excelente diurético.
Mejora el trabajo hepático.
Manzana: Ayuda a la limpieza intestinal.
Uvas: Posee sustancias antioxidantes que protegen a las células de procesos degenerativos.

• Legumbres (especialmente la soja, las lentejas, los garbanzos, los porotos).
• Los granos y cereales integrales.

Panes y cereales integrales: Arrastran las toxinas del intestino. Mantienen sano el sistema nervioso y la piel, oxigenan las células y facilitan la circulación sanguínea.
También mejoran el sistema digestivo y evitan la proliferación de parásitos intestinales.

• Incluir semillas las semillas de calabaza, de girasol, avena o el salvado de trigo.
Todos estos alimentos favorecen la diuresis, tienen fibras que ocasionan el arrastre de sustancias tóxicas, ayudan a limpiar el organismo y evitar la proliferación de gérmenes y toxinas que dejan residuos alimentarios.

Aceite de oliva virgen: Es antioxidante, Favorece la digestión, mejora la función del hígado, estimula la vesícula biliar.

¿Qué se debe evitar?

• El tabaco.
• Las bebidas alcohólicas y la cafeína (té, café, las bebidas gaseosas, etc.).
• Carnes de todo tipo.
• Lácteos y sus derivados (salvo el yogur natural descremado).
• Azúcares simples.
• Harinas no integrales.
• Bebidas alcohólicas y las que contienen cafeína.
• El tabaco.
• Sal (moderadamente).

Post anterior Próximo post

También podría gustarte