TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Entender la necesidad del drenaje linfático!

¿Qué es la linfa y el linfedema?

La linfa, ese líquido cuyo exceso queremos eliminar, es un líquido blanquecino que se localiza en casi todos los tejidos, entre las células. A través se realizan los procesos de nutrición de las células y la eliminación de sus desechos.

El linfedema, independientemente de su origen, es el aumento de este líquido en una o varias zonas del organismo. Dificultando sus funciones vitales, a nivel intersticial.

Una vez que ha sido diagnosticado, un fisioterapeuta especializado, se encarga de cuantificarlo, tratarlo y seguirlo. Su arma: el DLM, las medidas de contención/comprensión, los ejercicios y las recomendaciones para la vida diaria.

Efectos del drenaje linfático manual

Sus efectos se observan tanto a nivel local como general.

Limpia y drena los tejidos, favoreciendo su nutrición, oxigenación y evacuación de productos de desecho –fisiológicos y/o postquirúrgicos-.

Mejora la microcirculación y aumenta el número de canales de drenaje, por lo que desinflama, disminuyendo el volumen de la zona y el dolor que esto provoca.

También potencia los efectos de los sistemas inmunológicos y nervioso parasimpático.

Secundariamente regula el tono muscular y da lugar a un más que beneficioso efecto relajante.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte