TODOS LOS ARTÍCULOS

¡Eliminá las varices por completo!

El trabajo, los hábitos de vida, el sobrepeso, herencia…, muchos son los factores que facilitan la aparición de las antiestéticas, dolorosas y a veces peligrosas varices. La solución ha dejado de pasar por el quirófano en favor de otros métodos muchos más eficaces y menos agresivos. ¿Quieres conocerlos?

Las varices son la manifestación palpable de una mala circulación de la sangre. Esos abultamientos en la piel con mil y una curvas, y ese color ocre o morado tan poco favorecedor, convierten a las varices en la peor pesadilla de cualquier mujer.

Pero el deterioro de las paredes de la vena no es sólo cuestión de estética. Hormigueo, picazón, calambres, cansancio, dolor, son síntomas habituales de esta patología. Y por si esto no fuera suficiente, una varices no tratadas pueden derivar en flebitis, trombosis o embolismo pulmonar.

¿No son suficientes razones para detener su avance ya?

Problema femenino… y masculino

Los trastornos venosos pueden deberse a factores hereditarios, sobrepeso, malas condiciones laborales, estilo de vida sedentario, la vejez e incluso la realización de frecuentes viajes en avión. Sin embargo, hay cuatro factores dominantes que determinan quién puede padecer potencialmente de varices:

 El sexo, mujeres por encima de hombres.

 La inmovilidad prolongada.

 El número de partos.

 Y el sobrepeso.

Dos de estos condicionantes son fundamentalmente femeninos. Y si se le añaden otros de tipos secundarios, como la menstruación, que favorece la vasodilatación, o la menopausia, que provoca bruscos cambios hormonales, las mujeres, una vez más, son las más propensas a padecer de las temidas várices. Un 57 por ciento frente a un 26 por ciento masculino. Aunque los hombres no han de perder de vistas estas cifras, que año tras año van en aumento.

Por ello, y porque las varices son un problema serio a tener en cuenta por su posibilidad de derivar en complicaciones mucho más graves, en los últimos años se vienen desarrollando diferentes técnicas, siempre buscando una alternativa terapéutica a la cirugía.

Con un mínimo de invasividad, se han conseguido terapias más seguras, efectivas y duraderas. Estas son los últimos avances para cortar de raíz el problema de las varices.

El láser ha sido uno de los grandes avances que se han producido en la medicina en general y en el caso de las varices en particular.

Es también un tratamiento de esclerosis vascular, pero basado en impulsos de luz.

Con el láser se logra la coagulación y colapso de las paredes vasculares y, por tanto, la eliminación de la variz, de una forma más segura, más precisa y más eficaz.

Este tratamiento es ideal tanto para tratamientos superficiales como medianamente profundos (de 7 a 9 mm) y en venas de espesor mayor a 1 mm y menor de 4 mm. Además resulta definitivo si la variz está bien tratada.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte

  • lolimar nava

    buenas tardes mi problema es varices con grosor que visiblimente se ha notorios mas laS ARAÑITAS quisiera saber si es seguro ya que me hecho varios tratamiento y ni he visto mejoria gracias soy merida VENEZUELA