TODOS LOS ARTÍCULOS

Depilación láser o fotodepilación

La cera tiene los días contados ya que la fotodepilación y la depilación láser se imponen cada día más; incluso los hombres se apuntan a estas dos formas de tener el vello bajo control (en los últimos meses su demanda ha aumentado un 40%).

Las tecnologías de depilación no paran de mejorar; las niñas y niños que nacen hoy no tendrán que preocuparse cuando lleguen a la adolescencia por los pelos del mañana.

Pero, qué elegir: ¿fotodepilación o depilación láser?

La fotodepilación y la depilación láser, parecen lo mismo, pero no lo son:

La diferencia radica en el tipo de luz empleada. Podríamos hacer el símil de que la depilación láser es un francotirador del folículo piloso mientras que la fotodepilación (luz pulsada) es un bombardeo de la zona.

La depilación láser es mucho más precisa y es más difícil que se produzcan daños. Pero no es apta para todo tipo de pieles. La piel negra por ejemplo no puede beneficiarse de esta tecnología, tampoco es efectiva con el pelo canoso o con vello muy fino y claro.

La fotodepilación (Luz Pulsada Intensa o IPL) es más versátil. Apta con buenos resultados para cualquier tipo de piel. Su principal inconveniente es que puede causar más quemaduras e irritaciones. En este caso es especialmente importante que lo aplique una persona experimentada y bien formada.

Valga como curiosidad que la fotodepilación en realidad es un término que abarcaría ambos tipos de depilación (láser y luz pulsada), aunque se haya popularizado para denominar a la luz pulsada y diferenciarla del láser.

Hay diferentes máquinas en el mercado con los dos tipos de tecnología

Las zonas en las que el grosor de la piel es menor, como ingles y axilas, las ondas de los rayos que emite el láser son más efectivas, aunque también más dolorosas, porque alcanzan las raíces más profundas del vello.

En cambio es menos efectivo en las zonas de influencia hormonal, como en el pecho, la zona lumbar y tórax de las mujeres y la espalda de los varones.

En cualquier caso, depende mucho de la zona a tratar y de la persona, y no únicamente del número de sesiones. Aunque varía mucho en función de la persona y la zona a tratar, por regla general se suelen recibir una media de cinco sesiones espaciadas de uno a tres meses.

La depilación láser en general presenta pocos efectos secundarios si se tiene en cuenta el historial médico de cada persona (los tratamientos de depilación láser deben estar controlados por un médico) y se evita tomar el sol al menos días antes y después del tratamiento.

Hay que tener especial cuidado con ingles y axilas. La zona en torno al ojo no debe depilarse con láser. Tampoco conviene someterse a este tipo de depilación si se está muy bronceado y las embarazadas tampoco deben hacerlo.

Post anterior Próximo post

También podría gustarte

  • romina

    se paga por seciones?