TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Conoces la dismorfia corporal?

¿Qué pasa cuando estamos “peleadas con el espejo”? ¿Qué pasa cuando la imagen que vemos en el reflejo no condice con lo que ve el resto del mundo? Un cirujano plástico nos explica en qué consiste este problema, cuáles son las señales de alerta y cómo resolverlo.

Los médicos decimos que hay hombres y mujeres que están “peleados con el espejo”. Y  no es una frase hecha, mucho menos una frivolidad. Es que no importa la imagen que uno, como profesional, vea en estos pacientes. Tampoco importa el éxito y el buen resultado de la cirugía estética que se realicen. Nunca están conformes con su imagen. Este trastorno se denomina dismorfismo corporal y tiene características que todos los cirujanos plásticos deberíamos poder identificar. También conocido como dismorfofobia, genera una imagen distorsionada del propio cuerpo y se le diagnostica a aquellas personas que son extremadamente críticas de su cuerpo y rostro, a pesar del hecho de no tener una deformación que lo justifique. En general, evitan el contacto social y tienen dos actitudes: o no quieren verse a ellos mismos, o se miran todo el tiempo para hacer un detalle exhaustivo de sus defectos.

Por supuesto que muchas veces la primera consulta nace a partir de algún tema físico que sí es real; pero luego de esa primera intervención, pueden volver una y otra vez al médico buscando una solución que ellos creen será mejor. Cuando los cirujanos estéticos nos damos cuenta de esta situación, les recomendamos una consulta terapéutica y nos negamos a seguir con procedimientos que no tienen sentido. Lamentablemente, es probable que otro colega acepte hacer esa (o esas muchas) operaciones.

Si bien los casos en Argentina todavía son bastante infrecuentes, es indudable que es una  tendencia muy negativa que crece. Según la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos, este nuevo padecimiento está relacionado con los trastornos de ansiedad y depresión en porcentajes que van desde el 5 al 40%. Como la mayoría de estos casos terminan en el consultorio de los cirujanos plásticos, nos parece muy importante que todos tengamos en cuenta estas señales de alerta y cuidemos la salud física y mental de nuestros pacientes.

Fuente: www.entremujeres.com

Post anterior Próximo post

También podría gustarte