TODOS LOS ARTÍCULOS

Cómo entender a los hombres

El hombre es ese extraño ser que sin motivo alguno “parece estar enfadado con nosotras” y nos sentimos con ganas de preguntarle: “¿qué te ocurre?”.

El hombre es ese personaje que consume porno y revistas guarras. ¡Por dios que asco!. Sin embargo, los hombres nos atraen y lo hacen porque genéticamente estamos programadas para que las cualidades de los hombres nos parezcan atractivas y queramos estar con ellos.

Fríos por naturaleza, esconden siempre que pueden sus sentimientos y se hacen los machitos constantemente. Con egos que no les caben en el pecho y ansias de ver fútbol, pero jamás jugarlo, ahí están ellos.

El hombre moderno

El hombre moderno es relativamente maduro, que acepta perfectamente la nueva mujer moderna, liberal y que es capaz de vivir su propia vida sin depender del hombre.

El hombre moderno no es ni celoso ni pone jamás trabas a su chica. El hombre moderno tiene sus gustos y aficiones al igual que las han tenido sus antepasados, pero por primera vez desde que la tierra es tierra (hace unos 3500 millones de años) el hombre ha dejado de ser egocentrista, egoista y le ha tendido la mano a la mujer para que sea una igual.

Por supuesto, no todos son hombres modernos, hay muchos que siguen siendo unos anticuados, celosos o compulsivos que tipo oriente medio, les gusta encerrar a sus mujeres en casa. Pero de esos, van desapareciendo poco a poco (por suerte).

Difícil de entenderlos los hombre son:

Son fríos y distantes

Eso es totalmente falso, la frase correcta es: “les cuesta mucho expresar sus sentimientos” pero las mujeres solo tienen esa frase en su mente. Si de verdad una mujer quisiera entender a un hombre lo haría, pero está demasiado ocupada en echar la culpa al hombre para querer entenderlo realmente.

Los hombres no quieren expresar sus sentimientos y contar sus problemas a ton y son para desaogharse, ellos prefieren estar pensativos y superar el problema solos, o como mucho, contándolo a algún amigo muy especial.

Los hombres necesitan más espacio que las mujeres (por norma general)

Solo quieren sexo

La cruda realidad es que la mayoría de los hombres son unos super salidos que solo piensan en el sexo (un 99%). La verdad es que es algo exagerado, no valoran con quién, ni el rato ni nada, solo quieren copular y les da igual si es con la impresora, su madre, o vecina.

Pero ellos no tienen la culpa del todo, son sus genes, unos genes programados para el sexo, para seducir a la hembra y reproducirse. Tengamos en cuenta que por muy inteligentes que nos creamos seguimos siendo animales y como tales tenemos cosas igual que ellos.

Mienten más que hablan

Esto es cierto en el caso de que hablen de logros. Cuando un hombre habla de sus logros o pasado  jamás lo hace ciñéndose a la realidad, siempre lo hace ciñéndose a “como le gustaría que fuese”. La verdad es que sus mentiras llegan a parecer auténticas películas a lo misión imposible.

Pues si de algo carece un hombre es de humildad respecto a su vida, jamás te contarán como sufrieron en el colegio o como se pusieron a trabajar porque eran unos vagos estudiando, que va.

Para ellos es algo muy normal mentir y exagerar mucho sobre su vida. Tene en cuenta que es para que su ego de macho, de supuesto alfa dominante, se sienta bien. Un hombre tiene que sentirse grande para ser feliz, da igual que todo esté basado en la mentira, solo es un medio para un fin.

Pero no todos son así, hay hombres fieles a la realidad, aunque quedan pocos…

No son detallistas ni cariñosos

A diferencia de las mujeres, los hombres conciben con importancia otras cosas, entre ellas: lo material. Para un hombre lo material cobra mucha importancia sentimental. A ellos les gusta vivir y disfrutar la vida, las mujeres, en cambio, se preocupan demasiado en las relaciones de pareja, quieren que todo sea perfecto.

Cómo llevarse bien con un hombre

Después de haber leído la principal psicología masculina, no es muy difícil saber dónde reside el problema de la incomprensión hacia los mismos y solucionarlo. El problema de ser mujer es que se piensa y vive como mujer, el problema de ser hombre es que se piensa y vive como hombre.

Tanto si eres mujer como si eres hombre, para entender al sexo opuesto tan solo hay que pensar como el mismo. Empezad a pensar como hombres, cuando un hombre haga algo, en vez de centrarte en tu mundo y tus sentimientos, céntrate en los suyos, empatiza hasta que seas capaz de averiguar porque actúa un hombre de ese modo y una vez hecho, entonces puedes ya pensar por vos misma.

Pero primero empatiza, empatiza hasta estar en la piel de otro y luego juzga. Solo así serás capaz de entender no solo a cualquier hombre, sino también a cualquier persona.

Fuente: www.revista-digital.verdadera-seduccion.com

Post anterior Próximo post

También podría gustarte