TODOS LOS ARTÍCULOS

¿Como combatir las estrías?

Esas franjas o marcas de color rosado o blanquecino son la perdición de muchas mujeres e incluso hombres que las ven aparecer y multiplicarse. Surgen en el abdomen, pechos, nalgas y muslos, zonas donde se pueden sufrir cambios de volumen

¿Qué son las estrías?

Las estrías son la rotura de las fibras elásticas de la piel. Estas fibras rotas dan lugar a unas franjas cuyo color varía del rojizo al nacarado. Aunque una vez que aparecen son difíciles de eliminar, existen tratamientos eficaces para mejorar de forma considerable su apariencia.

Causas que originan las estrías.

Estas antiestéticas cicatrices son la consecuencia de lesiones que se producen en la parte más profunda de la piel, a nivel de las fibras de colágeno y elastina. Su aparición se puede deber a múltiples causas:

  • Estrías de distensión. Son aquellas que son producto de cambios bruscos de peso o volumen.
  • Estrías de pubertad. Se deben a las fluctuaciones y a los cambios corporales hormonales que se producen durante el periodo de la adolescencia.
  • Estrías de gravidez. Son las estrías que provoca el embarazo- a partir del 6º mes-. Estas estrías son el resultado del peso del feto y de la madre antes de dar a luz. Se localizan en el vientre, los senos, las caderas, los glúteos y los muslos, es decir, las zonas sometidas a más presión. Cuando se trata de gestantes de alto riesgo- todas aquellas mujeres embarazadas que padezcan diabetes, se hayan embarazado precozmente o hayan engordado de manera excesiva- el riesgo de que las estrías se hagan más visibles se hace considerablemente mayor. Algunas investigaciones confirman que casi el 90% de las mujeres embarazadas tienen estrías.
  • Estrías atróficas. Las estrías atróficas son las causadas por el entrenamiento físico, y son debidas a movimientos forzados e intensos que causan el estiramiento de la piel y la rotura de las fibras. Por esta causa y para evitarlas se aconseja un ejercicio físico gradual que impida la formación de masa muscular en poco tiempo. A su vez, tampoco es aconsejable el consumo de anabolizantes y la interrupción brusca de un ejercicio físico que se haya realizado de forma habitual.
  • Estrías de origen vatrogeno. Son aquellas que se producen después de ser aplicado un tratamiento con corticoides.
  • Estrías de origen endocrino. Este tipo de estrías se producen debido a fluctuaciones de tipo hormonal. Algunas veces la ingesta de hormonas sintéticas para tratar enfermedades inflamatorias puede dar lugar al síndrome de Cushing. El síndrome de Cushing es una afección en la cual la hipófisis, un órgano del sistema endocrino, libera demasiada hormona corticotropina.

Sin embargo, además de estas causas se puede decir que hay otros factores que influyen en la aparición de las estrías. Éstos, pueden ser el estado de la piel y la predisposición genética. Así por ejemplo las personas de ascendencia africana tienen una menor tendencia a la formación de estrías, debido tal vez, a la propia adaptación que como raza han experimentado, que les ha permitido que su piel sea más resistente a cualquier tipo de cambios.

Tipos de estrías.

Las estrías adquieren diferentes tipos de tonalidades. Los cambios de tonalidad son importantes a la hora de poder predecir su antigüedad, para de esta forma determinar qué tipo de tratamiento va a ser más efectivo para tratarlas y la duración de esté. Al principio las estrías son de color rosáceo, luego rojo vinoso y finalmente blancas.

Si las marcas son de color rojo vinoso o rosáceo existe todavía circulación sanguínea y por lo tanto son de creación reciente. Si por el contrario, las estrías son de color blanco o nacarado se trata de marcas más antiguas que pueden mejorar considerablemente pero que no desaparecen. En cualquier caso el especialista decidirá cuál será el resultado terapéutico más efectivo para ser utilizado.

Métodos para combatir las estrías.

En la actualidad existen numerosas técnicas y cremas que se utilizan para tratar de prevenir la aparición de estrías, para minimizar sus efecto y corregir su apariencia estética. El número de aplicaciones dependerá del tipo de estrías que tenga cada paciente. La base del tratamiento consiste en estimular a las células de la piel llamadas fibroblastos que son los encargados de aportar elasticidad y firmeza a la piel.

Microdermoabrasión.

Consiste en un aparato que contiene cristales minúsculos que producen una exfoliación de la piel a niveles profundos. Dicha exfoliación trae como consecuencia un aumento de la producción de colágeno, el cual tonifica la piel y hace mejorar las estrías e incluso- en algunos casos- curarlas. Se trata de una técnica muy efectiva que está dando muy buenos resultados a la hora de tratar las estrías y mejorar el aspecto de la piel.

Tratamientos con ácidos.

Esta técnica se basa en la aplicación de ácidos, los cuales exfolian la piel. Para empezar a ver resultados es necesario que los porcentajes de estos ácidos sean altos. Es muy difícil obtener altas porcentajes de AHA en cremas comerciales por lo que es necesario recurrir a un dermatólogo.

Tratamiento con láser.

El tratamiento con láser para combatir las estrías es una técnica corta e indolora. La luz del láser penetra en la piel generando una hiperemia en las capas profundas de la piel que estimula los fibroplastos. El resultado es una piel más suave y uniforme. En algunos centros es posible combinar tratamientos de colágeno junto con la técnica de láser para combatir las estrías. El numero de sesiones que se necesitan dependerá de la gravedad y profundidad de las lesionas.

Fuente: www.elcuerpo.es

Post anterior Próximo post

También podría gustarte